¿Qué nutrientes tiene el queso?

Lo sabemos, es normal que te encante el queso porque tiene un sabor exquisito y, además, proporciona una serie de beneficios a nivel nutricional que le hacen ser una referencia en las recomendaciones de los profesionales que se dedican a este sector.

Antes de pasar a exponer qué nutrientes tiene el queso, hay que aclarar que cada una de las variedades que se pueden apreciar cuando se va a comprar queso cuenta con diferentes proporciones de estos índices. No obstante, tienen una serie de aportaciones en común.

Calcio

Al ser la leche su materia prima, es evidente que el queso se mantendrá como una fuente importante de calcio, que es uno de los minerales fundamentales para el organismo humano por su contribución al mantenimiento y fortalecimiento de los dientes y el resto del sistema óseo, así como del sistema nervioso y muscular.

Una persona adulta sana necesita una porción de queso de 100 gramos al día para cubrir sus necesidades de calcio.

Proteínas

Las proteínas presentes en el queso tienen un valor biológico similar al de las carnes rojas, por lo que es muy saludable ingerirlo para mantener los tejidos en buen estado. En este sentido, cuanto más curado esté el queso, mayor índice de proteína tendrá.

Vitaminas

Las vitaminas A y D son abundantes en la composición del queso, así como algunas subcategorías de la B, como la B1, B2, B9 y B12. 

Grasas

El queso es rico en grasas saturadas, de origen animal, por lo que, en caso de padecer alguna enfermedad cardiovascular, solo conviene consumir los que cuentan con escasas proporciones, como el queso fresco.

Qué tipos de queso son los más saludables

Las distintas variedades de queso, como hemos dicho, se elaboran con distintas técnicas y medidas de cada uno de sus componentes, por lo que sus propiedades e indicaciones serán también muy distintas.

En general, cuanto más blanda sea su pasta, más beneficiosos para será su ingesta para el organismo: por ello, los de pasta blanda como el Mascarpone, el queso Brie o el Camembert son los que menos grasas acumulan en su composición; los de pasta semidura contienen unos índices intermedio, por los que pueden ser una buena opción algunas variedades como el Cheddar, el Emmental o el Gouda; los quesos de pasta dura serán aquellos que deben regularse en personas que tengan que regular el consumo de las grasas saturadas y sodio o las que siguen dietas de adelgazamiento, así como quienes padezcan alguna enfermedad por la que no se recomienden estos productos.

Otra de las cuestiones importantes por las que se necesita regular el consumo de queso, evitando los no pasteurizados, es en el caso de las mujeres embarazadas.

Por tanto, sea en mayor o menor medida por cualquier circunstancia, el queso es un producto muy recomendable por su contribución al óptimo mantenimiento del organismo, manteniéndolo en buen estado en aquellas personas que adoren los momentos gourmet con este alimento como protagonista, especialmente tras conocer qué nutrientes tiene el queso.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
Qué es la cuarentena y por qué es tan importante en una epidemia
Siguiente
¿Es dolorosa la colonoscopia? Todas las preguntas sobre esta prueba