Hoy se celebra el Día Mundial del Corazón, una fecha que como ya habrás imaginado tiene como objetivo fomentar la salud cardiovascular. Un objetivo muy necesario, dado que las enfermedades cardiovasculares se cobran cada año 17,5 millones de vidas.

En nuestro post de hoy te damos algunos consejos sobre cómo cuidar el corazón y mejorar su salud. Hábitos saludables para que tu corazón lata durante unos cuántos años más.

Cómo debemos cuidar el corazón

Uno de los principales factores que contribuyen a la salud del corazón es la dieta: la alimentación que seguimos día  a día. Existen alimentos buenos para el corazón y otros que conviene evitar. Vamos con una breve lista de cada uno de estos dos tipos:

Alimentos saludables para el corazón

Grasas vegetales: no todas las grasas son malas y, de hecho, son necesarias en cierta cantidad. Las grasas perjudiciales son las grasas saturadas. Hay que reducir estas y aumentar el consumo de grasas vegetales como la margarina.

Pescado azul: el pescado es mejor que la carne, y de entre todas las variedades de pescado destaca el azul, rico en ácidos grasos omega 3.

Frutas y verduras: ambos alimentos son ricos en nutrientes y pobres en grasa y colesterol. La OMS recomienda tomar 5 piezas de fruta o verdura al día. Las más valoradas son manzanas, tomates y plátanos.

Alimentos malos para el corazón

Grasas saturadas: las grasas saturadas son las responsables del colesterol que atasca venas y arterias. Encontramos grasas saturadas en las carnes rojas, en los huevos y en la mantequilla, entre otros alimentos.

Sal y Azúcar: la sal y el azúcar están considerados entre los llamados “cinco demonios blancos”. Quizás sea exagerado, pero es cierto que la sal provoca hipertensión y el azúcar aumenta el riesgo de obesidad (lo que también aumenta el riesgo de hipertensión).

Comida basura: hamburguesas, patatas fritas, bollería industrial… Todos estos snaks están llenos de sustancias perjudiciales para el corazón. No decimos que no puedas darte un capricho de vez en cuando, pero no lo conviertas en una costumbre.

Ejercicio diario

Estar activo todos los días es la mejor forma de mantener el corazón en buenas condiciones. No hace falta apuntarse al gimnasio o convertirse en corredor de maratón, con media hora diaria de caminata a buen ritmo es suficiente para poner el corazón a buen ritmo.

Adiós al tabaco

En este blog ya hemos hablado de los efectos negativos del tabaco, así que no vamos a extendernos en ello. Solo decir que fumar perjudica tu corazón en muchas y variadas formas. Si fumas y lo dejas notarás como tu salud general mejora tan solo en unas pocas semanas.

No al estrés

El estrés, otro de los grandes enemigos del corazón. Parece casi imposible de evitar en una vida tan ajetreada como la moderna, pero siempre hay que buscar momentos para el relax. Prueba a hacer cinco minutos de meditación al día nada más levantarte y notarás la diferencia.

Comparte estos consejos para cuidar el corazón y ayúdanos a mejorar la salud cardiovascular de la gente.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
Rehabilitación tras accidentes de tráfico
Siguiente
Medidas de Prevención del Riesgo de Caídas en el Anciano