Después de sufrir un accidente de tráfico, suele ser necesario que los implicados reciban asistencia médica para conocer el alcance de las lesiones y para definir si tendrán que realizar rehabilitación. Lo más importante en estos casos es no precipitarse, ni para bien ni para mal, puesto que es muy complicado saber hasta dónde llega realmente el dolor o el daño causado. Si necesitas acudir a rehabilitación tras accidentes de tráfico, es conveniente que conozcas cómo es el procedimiento y, especialmente, a quién le corresponde sufragar los gastos derivados.

Tratamiento de lesiones tras un accidente de tráfico

La forma de tratar las lesiones tras un percance en un coche, debería seguir algunos pasos fundamentales en todos los casos. Hay que tener en cuenta que lo más importante es recibir una atención personalizada, profesional y de calidad, para garantizar el mejor estado de salud tras sufrir un impacto de esas características.

Inicio del tratamiento

El primer paso, es iniciar cuanto antes la rehabilitación tras accidente de tráfico. Prolongar la espera puede derivar en que las lesiones se agraven y queden secuelas. Además, cuanto más tiempo pase, puede ser más complicado justificar la necesidad de recibir este tipo de asistencia ante las aseguradoras.

Gastos derivados

Debes saber, que según el convenio de UNESPA, es la aseguradora del afectado quien debe encargarse de los gastos derivados de la rehabilitación, y reclamarlos más adelante a la otra parte si se demuestra que la culpa del accidente fue del otro vehículo implicado.

Es posible que la compañía de seguros no se haga cargo del tratamiento al completo o que considere que no es necesario. En ese caso, la solución pasaría por acudir a un centro privado para recibir la atención necesaria y reclamar posteriormente los gastos a la aseguradora.

Para evitar sorpresas desagradables a la hora de sufragar las atenciones médicas, es imprescindible contar con una compañía de seguros profesional, como Grupo Casaverde, que cubre la rehabilitación de los pacientes tras un accidente de tráfico mediante una póliza de seguro privado. Este modelo cuenta únicamente con algunas excepciones, como que solo exista un vehículo implicado, siendo la responsabilidad total del conductor; o un percance ocurrido a un vehículo robado o sin seguro de responsabilidad civil obligatorio, siempre que los ocupantes conocieran esta circunstancia. Todas las víctimas de un accidente de tráfico deben recibir asistencia sanitaria de calidad hasta su completa rehabilitación o estabilización de secuelas.

Tiempo y medidas

La rehabilitación tras accidentes de tráfico suele ser a largo plazo y tediosa. Conviene prestar la atención debida a las lesiones, y acudir al centro médico con rapidez, aunque el dolor no aparezca inmediatamente. Esto es necesario para evitar complicaciones posteriores y para poder aplicar un tratamiento adecuado.

Indicaciones médicas

Muchos accidentados tienden a omitir las indicaciones del equipo médico, algo completamente perjudicial en su recuperación a largo plazo. Cualquier tratamiento diagnosticado por un profesional debería seguirse de principio a fin, en primer lugar, para garantizar el mejor estado de salud posible, y, en segundo lugar, para que resulte más fácil reclamar la indemnización si se decide seguir ese proceso.

Como ves, el proceso para la recuperación total tras un accidente de coche es fácil de seguir, pero también es largo y con obstáculos. Recuerda que debes apostar siempre por ponerte en manos profesionales, y contar con una aseguradora de confianza que responda en este tipo de situaciones. ¿Has sufrido lesiones en un accidente de tráfico? ¿Cómo fue la recuperación?

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Acondroplasia: Síntomas, diagnóstico y tratamiento
Siguiente
Cómo cuidar el corazón y mejorar su salud