No hay resultados

Parece que no podemos encontrar lo que está buscando. Quizás la búsqueda pueda ayudarle.

La enfermedad de Crohn es la más representativa de las llamadas enfermedades inflamatorias intestinales. Una enfermedad que cada día afecta a más personas en los países desarrollados, aunque aún no sabemos por qué. Si quieres más información, incluyendo en qué consiste la enfermedad de Crohn y cuáles son sus síntomas, sigue leyendo. ¿Qué es la enfermedad de Crohn? La enfermedad de Crohn es una enfermedad inflamatoria intestinal que afecta principalmente al  extremo del intestino delgado y el comienzo del intestino grueso, aunque las lesiones pueden afectar a cualquier punto del sistema digestivo desde la boca hasta el ano.  Se trata de una enfermedad crónica, ya que puede durar mucho tiempo y sus síntomas aparecer y reaparecer. El periodo en el que no hay síntomas se llama remisión y cuando los síntomas aparecen hablamos de brote.

Cuando tienes la enfermedad de Crohn, el sistema inmune de tu cuerpo comienza a atacar a las células sanas en tu tracto GI, causando inflamación.

Se desconocen las causas de la aparición de Crohn, pero los expertos sugieren que podría ser una combinación de genética, sistema inmune y algo en el ambiente que desencadena la inflamación en el tracto gastrointestinal. Algunos creen que detrás hay un sistema inmune alterado que reacciona de forma violenta contra bacterias habituales del sistema intestinal.

La dieta y el estrés pueden empeorar los síntomas, pero probablemente no causen la enfermedad de Crohn. Esta enfermedad ocurre a cualquier edad, pero se diagnostica de forma más habitual entre los 15 y 35 años. Es igual de frecuente en hombres y mujeres, y más común en europeos. ¿Cuáles son los síntomas? Los síntomas de enfermedad de Crohn más comunes son:

A veces mezclada con sangre, moco o pus. Dolor abdominal, sobre todo antes de ir al baño y después de comer. Fiebre y fatiga Pérdida de apetito y de peso Anemia: La anemia ocurre por la pérdida de hierro causada por la presencia de sangre en las heces. Ulceras bucales: Las llagas en la boca (llamadas estomatitis aftosa) pueden desarrollarse durante los brotes de la enfermedad de Crohn. Por lo general, se encuentran entre las encías y el labio inferior, o a lo largo de los lados o la parte inferior de la lengua. Las úlceras bucales a menudo son dolorosas. Problemas anales: La enfermedad de Crohn puede causar problemas en el área alrededor del ano. Los problemas más comunes incluyen fisuras (rasgaduras), úlceras, fístulas (una unión entre el intestino y otros órganos), infecciones en la piel y estenosis (estrechamiento del ano). Estos problemas pueden ocurrir solos o en combinación

La enfermedad aparece en brotes, por lo que pueden pasar meses sin que el enfermo de Crohn sufra síntomas, lo que no significa que esté curado.

En los niños, las manifestaciones extra-intestinales con frecuencia predominan sobre los síntomas gastrointestinales; artritis, FUO, anemia o retraso del crecimiento pueden ser un síntoma de presentación, mientras que el dolor abdominal o la diarrea pueden estar ausentes. Tipos de enfermedad de Crohn La enfermedad de Crohn puede afectar a diferentes partes del tracto digestivo, según la zona afectada se habla de 5 tipos diferentes de Crohn: Ileocolitis La enfermedad afecta al íleon, la parte inferior del intestino delgado y el colon. Es el tipo más habitual de Crohn, afectando al 45% de los pacientes. Sus síntomas característicos son diarrea, dolor o calambres en la región media o inferior derecha del abdomen y una pérdida de peso significativa. Ileitis Afecta al íleon, al igual que la ileocolitis, y los síntomas son los mismos. La única diferencia es que si empeora puede causar fístulas en la parte inferior derecha del abdomen. Se da en el 30% de los pacientes Colitis de Crohn La enfermedad afecta al colon, que es la parte principal del intestino grueso, y representa el 20% de los casos de Crohn. Sus síntomas incluyen sangrado rectal, diarrea (que puede o no estar teñida con sangre), fatiga, lesiones en la piel, fístulas y úlceras y abscesos alrededor del ano. Enfermedad de Crohn gastroduodenal La enfermedad afecta al estómago o al duodeno. Los síntomas de la enfermedad de Crohn gastroduodenal incluyen falta de apetito, náuseas, pérdida de peso y vómitos. Solo afecta al 5% de los enfermos de Crohn. Jejunoileitis La enfermedad afecta al yeyuno. La enfermedad incluye calambres después de las comidas, diarrea, molestias abdominales que pueden volverse graves, anemia y aparición de fístulas. Es muy poco común. Diagnóstico Normalmente el enfermo de Crohn acude al médico por dolor abdominal crónico, diarrea, fiebre, pérdida de peso y anemia. Estos síntomas, junto con un examen físico y el estudio del historial médico pueden dar pistas sobre el diagnóstico de la enfermedad.

Para conseguir un diagnostico verás se pueden hacer una o más de las siguientes pruebas:

Análisis de sangre: Determinan si hay anemia como resultado de la pérdida de sangre o si existe un incremento en el número de glóbulos blancos, que sería indicativo de una inflamación.

Cultivo de heces: Para ver si los síntomas son culpa de algún parásito o bacteria y no de la enfermedad de Crohn.

Endoscopia: Una prueba que usa un tubo pequeño y flexible con una luz y una pequeña cámara en el extremo (endoscopio) que se introduce por la boca para examinar el interior de una parte del tracto digestivo. También se pueden tomar muestras de tejido del interior del tracto digestivo para examinarlas posteriormente

Colonoscopia: La colonoscopia es muy parecida a la endoscopia solo que el tubo se introduce por el ano y no por la boca. Gracias a la colonoscopia se puede ver toda la longitud del intestino grueso e identificar crecimientos anormales, tejido inflamado, úlceras y hemorragia.

Biopsia. Se toma una muestra de tejido del revestimiento del colon para examinarlo en un laboratorio.

Serie GI superior (gastrointestinal) (también llamada deglución de bario). Una prueba de diagnóstico que examina los órganos de la parte superior del sistema digestivo: el esófago, el estómago y el duodeno (la primera sección del intestino delgado). Para ello se ingiere un líquido llamado bario (un líquido metálico, químico, calcáreo usado para recubrir el interior de los órganos para que se muestren en una radiografía). Luego se toman radiografías para evaluar los órganos digestivos.

Enema de bario. Un procedimiento realizado para examinar el intestino grueso en busca de anomalías. El barrio se administra en el recto como un enema. Después la radiografía del abdomen mostrará estenosis (áreas estrechas), obstrucciones (obstrucciones) y otros problemas. Tratamientos para la enfermedad de Crohn En la actualidad no existe una cura para la enfermedad de Crohn, pero sí tratamientos que pueden combatir sus síntomas de forma eficaz. Terapia con medicamentos El primer tratamiento que se ofrece para reducir los síntomas generalmente es la medicación con esteroides (corticosteroides). Si esto no ayuda, se pueden usar medicamentos para suprimir el sistema inmunitario (inmunosupresores) y fármacos para reducir la inflamación.

Los cólicos abdominales y la diarrea pueden aliviarse con medicamentos, que a menudo disminuyen la inflamación en el colon.

Dieta No se ha demostrado que ninguna dieta especial sea efectiva para prevenir o tratar la enfermedad de Crohn. Algunos síntomas empeoran con la leche, el alcohol, las especias picantes o la fibra, pero esto puede no ser cierto para todos los enfermos de Crohn. Cirugía La cirugía puede ayudar a aliviar los síntomas crónicos de la enfermedad activa que no responden a la terapia médica o para corregir complicaciones, como bloqueo intestinal, perforación, absceso o hemorragia. Sin embargo, no ofrece una cura definitiva ya que la inflamación tiende a reaparecer juntos a las zonas eliminadas.

Los tipos de cirugía más habituales incluyen:

Drenaje de abscesos o extirpación de una sección del intestino debido a obstrucción. El resultado es un intestino acortado. Ostomía. A algunos enfermos se les debe extirpar parte de los intestinos y luego crear una nueva vía para eliminar las heces del cuerpo. La cirugía para crear la nueva apertura se denomina ostomía y a la nueva apertura se le llama estoma.

Es importante recordar que con la atención adecuada, la mayoría de las personas con enfermedad de Crohn pueden vivir vidas normales a pesar de la enfermedad. Recomendaciones y consejos La diarrea, la falta de apetito y la mala digestión de nutrientes pueden dificultar que los enfermos de Crohn consigan las calorías y nutrientes que su cuerpo necesita. Por ello deben seguir una dieta variada, tomar suficientes líquidos y aprender a evitar los alimentos que empeoran los síntomas.

Otras recomendaciones de vida para los enfermos de Crohn incluyen evitar el tabaco (que agrava los síntomas) y hacer ejercicio de forma regular.

Algunos alimentos o grupos de alimentos empeoran los síntomas del enfermo, y más durante los brotes, así que es mejor evitar los alimentos dañinos en la medida de lo posible. Preguntas frecuentes ¿Las mujeres con enfermedad de Crohn pueden quedarse embarazadas? Las mujeres con enfermedad de Crohn pueden tener dificultades para quedar embarazadas durante los brotes o cuando los síntomas son muy activos. Por suerte en la mayoría de los casos la fertilidad vuelve a la normalidad durante los períodos de remisión.

Para las enfermas de Crohn existe un mayor riesgo de complicaciones durante el embarazo, como abortos espontáneos, muerte fetal y defectos del desarrollo. Los expertos recomiendan que las mujeres esperen al menos seis meses después de un brote antes de intentar quedar embarazadas. ¿La enfermedad de Crohn termina en cáncer? No tiene por qué, pero sí es verdad que tener la enfermedad de Crohn aumenta el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal. El riesgo depende del tiempo que dura la enfermedad y el porcentaje de colon que haya sido afectado.

Para encontrar el cáncer colorrectal tan pronto como sea posible, la mayoría de los expertos recomiendan que las personas con enfermedad de Crohn comiencen a hacerse exámenes de detección temprana de cáncer de colon de forma temprana y con frecuencia. ¿Dónde aparece la enfermedad de Crohn?

Alrededor del 35% de los casos de enfermedad de Crohn involucran solo al íleon (ileítis). Alrededor del 45% involucra el íleon y el colon (ileocolitis), con predilección por el lado derecho del colon. Alrededor del 20% involucra el colon solo (colitis granulomatosa), la mayoría de los cuales, a diferencia de la colitis ulcerosa (CU), preserva el recto.

De forma ocasional, todo el intestino delgado está involucrado (yeyunoileitis). El estómago, el duodeno o el esófago están clínicamente involucrados solo en raras ocasiones, aunque la evidencia microscópica de la enfermedad es a menudo detectable en el antro gástrico, especialmente en pacientes más jóvenes.