No hay resultados

Parece que no podemos encontrar lo que está buscando. Quizás la búsqueda pueda ayudarle.

La psoriasis es una enfermedad crónica de la piel cuyas causas son aún desconocidas pero cuyos efectos son visibles en el paciente. En esta página tienes la información más relevante sobre esta afección, que se estima sufre el 2,3% de la población en España.

¿Qué es Psoriasis?

La psoriasis es una enfermedad autoinmune crónica que afecta a la piel. Su principal característica es una renovación acelerada de la piel: se producen más células de las que hay que reemplazar. Como consecuencia, las células de la piel se acumulan formando placas que pueden ser escamosas, escamosas, rojas y con picazón.

La enfermedad se desarrolla en brotes; es decir, se alternan periodos donde los síntomas se exacerban con otros donde pueden desaparecer por completo.

La psoriasis afecta a hombres, mujeres y niños por igual y puede ocurrir a cualquier edad desde la infancia hasta la vejez, pero normalmente ocurre entre las edades de 10 y 30. Como curiosidad, en la antigüedad la psoriasis era confundida con la lepra y los afectados repudiados como leprosos.

¿Cuáles son los síntomas?

La psoriasis hace que la piel se renueve demasiado rápido, con tiempo insuficiente para que las células individuales maduren por completo. Normalmente, las células que se dividen en la base de la epidermis, la capa superior de la piel, tardan seis semanas en diferenciarse, morir y desprenderse de la superficie de la piel. En la psoriasis, este proceso ocurre diez veces más rápido y solo toma de cuatro a cinco días.

Esta rápida proliferación celular hace que la piel se espese. También requiere un mayor flujo de sangre y nutrientes para apoyar esta rápida proliferación celular. El aumento de los requerimientos nutricionales estimula el nuevo crecimiento de los vasos sanguíneos en la piel (angiogénesis), que hace que la piel se vuelva roja.

Además, las nuevas células que son empujadas  a la superficie no están completamente maduras y en lugar de desprenderse una por una, como lo hacen las células de la piel maduras, todavía están unidas, produciendo descamación y descamación de la piel.

Los síntomas varían entre cada tipo e incluso en cada persona, pero los más habituales incluyen:

  • Aparición de parches de piel roja cubiertos con escamas.
  • Piel seca, agrietada o sangrante.
  • Comezón y ardor, o dolor en la piel.
  • Aparición de manchas pequeñas.
  • Hinchazón y/o rigidez de articulaciones.
  • Uñas gruesas, picadas o estriadas.
  • Placas escamosas o crujientes en el cuero cabelludo.

La psoriasis rara vez causa la muerte, aunque ciertos tipos pueden amenazar la vida si se desarrolla una infección.

Tipos de psoriasis

La psoriasis aparece en diferentes formas, y no todas afectan a la superficie de la piel. Estos son los principales tipos:

Psoriasis en placas

Este es el tipo más común. Se caracteriza por placas rojas y engrosadas que se extienden por los brazos, las piernas y el torso. Las placas pican y duelen, y la piel engrosada puede comenzar a agrietarse y sangrar. Las placas pueden ir y venir, o quedarse durante años.

Psoriasis guttata

En este tipo aparecen placas minúsculas repartidas por una amplia región del cuerpo (sobre todo en tórax, brazos y piernas). Aunque cualquiera podría sufrir de este tipo de psoriasis, es mucho más común en niños y adultos jóvenes que en adultos mayores. La psoriasis guttata puede desaparecer espontáneamente o progresar a psoriasis crónica en placas.

Psoriasis inversa

La psoriasis inversa se produce en los pliegues de la piel tales como las axilas, los genitales, y la piel bajo los pechos y entre las nalgas. Este tipo de placas tiende a ser lisa y roja en lugar de la típica apariencia engrosada y escamosa.

Artritis psoriásica

Un tipo especial de psoriasis que afecta a las articulaciones en lugar de a la piel. Los síntomas son hinchazón, enrojecimiento y algo de dolor en la articulación. Esta forma es progresiva y destructiva; cuanto más tiempo pase el enfermo sin tratamiento, más daño permanente sufrirán sus articulaciones y mayor será su riesgo de tener ciertos problemas cardiovasculares. Afecta a alrededor del 30 por ciento de los enfermos.

Psoriasis del cuero cabelludo

Psoriasis que aparecen alrededor de la línea del cabello, sobre todo en la base del cráneo.  Rascarse puede hacer que el pelo se caiga. Es posible que también aparezcan placas por el resto del cuerpo.

Psoriasis en las uñas

Cuando la psoriasis ataca las uñas, su superficie puede amarillear, volverse desiguales a medida que se espesan y volverse quebradizas. A medida que la uña se debilita y la piel subyacente se inflama, el lecho de la uña expuesta está en riesgo de infectarse.

Diagnóstico

Los médicos diagnostican la psoriasis según sus síntomas. No hay pruebas de diagnóstico o procedimientos específicos para la psoriasis. Si usted o su médico sospechan de psoriasis, el diagnóstico de su médico probablemente incluya:

·         Un examen físico, que incluye un chequeo de la piel

·         Una revisión de sus síntomas

·         Una revisión de su historial médico y familiar

En raras ocasiones, se puede realizar una biopsia de piel (extirpación y examen de un trozo de piel) para descartar otras afecciones que pueden causar síntomas similares.

La psoriasis generalmente se clasifica como leve, moderada o severa, según la extensión del área afectada y cómo la condición afecta la calidad de vida de la persona.

Tratamientos para psoriasis

Por el momento no hay cura para la psoriasis. Aunque hay motivos para el optimismo, porque en la última década se han logrado grandes avances para comprender qué es lo que no funciona en la psoriasis.

Medicamentos

Lo que sí hay son tratamientos para los síntomas de la psoriasis. Los más comunes son:

  • Cremas con esteroides (para reducir la inflamación).
  • Humectantes (para aliviar la piel seca).
  • Anthralin (un medicamento que reduce la producción de células de la piel).
  • Alquitrán de hulla (común para la psoriasis del cuero cabelludo, también se puede utilizar con la terapia de luz para casos graves, disponible en lociones, champús y soluciones de baño).
  • Pomada de vitamina D3.
  • Cremas de vitamina A o "retinoides".

Cada uno de estos tratamientos funciona bien para algunas personas, pero no para todas. Y los efectos secundarios acumulativos a menudo limitan su uso continuo incluso entre los que responden.

Los medicamentos más nuevos para tratar la psoriasis incluyen terapias "biológicas" inmunes inyectables, como píldoras inmuno-moduladoras de moléculas pequeñas. Funcionan bloqueando el sistema inmunitario del cuerpo para que no provoque una enfermedad autoinmune como la psoriasis.

Fototerapia

Exponer la piel a ciertos tipos de luz, por sí solo y combinado con otros medicamentos puede ayudar a tratar la psoriasis. Es lo que se conoce como terapia de luz.

El tipo más utilizado de luz ultravioleta que se utiliza para tratar la psoriasis se llama UVB de banda estrecha. Algunos tipos de láser también producen UVL en longitudes de onda similares a la UVB de banda estrecha, que puede ser efectiva para áreas pequeñas de la piel, pero no para la enfermedad diseminada.

En casos severos de psoriasis, los dermatólogos pueden usar un tratamiento conocido como PUVA - P con psoralenos y rayos UVA. Los psoralenos son sustancias químicas que se encuentran en ciertas plantas que hacen que la piel responda mejor a los rayos UVA, la forma menos peligrosa de luz ultravioleta.

Recomendaciones y consejos

Los consejos habituales para mejorar la psoriasis son:

  • Usar crema hidratante, sobre todo después del baño.
  • Evitar el uso de jabones fuertes.
  • Usar un champú de alquitrán o ácido salicílico para eliminar las escamas en el cuero cabelludo.

Por otro lado, los enfermos suelen decir que el sol ayuda a mejorar la apariencia de su piel. En algunos casos el cambio es dramático, con las manchas escamosas rojas casi desapareciendo por completo durante los meses de verano. Sin embargo, no conviene abusar porque la exposición descontrolada al sol puede causar cáncer de piel.

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son las causas de la psoriasis?

La psoriasis tiene un importante componente hereditario; más del 30% de las personas afectadas pueden identificar a un familiar de primer grado con psoriasis. La investigación también ha identificado una serie de genes de susceptibilidad que, cuando se mutan, aumentan el riesgo de psoriasis. Sin embargo, las causas últimas de la enfermedad son aún desconocidas.

¿Cuál es el pronóstico de la enfermedad?

El pronóstico de la psoriasis depende del tipo que se tenga y de cada persona. En algunos pacientes, la enfermedad es leve o moderada, en otros puede ser grave. El manejo de los síntomas es clave para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

¿Es contagiosa la psoriasis?

No, la psoriasis no es contagiosa. No puede transmitirse de persona a persona ni tocando las lesiones del paciente. Las lesiones de psoriasis, incluso las pustulosas, no son infecciosas ni contagiosas.