La alimentación es un tema fundamental en relación a los primeros cuidados del recién nacido, es imprescindible tener en cuenta ciertas consideraciones para que los alimentos formen parte de la salud del bebé, por eso en esta ocasión repasamos algunos consejos acerca de los primeros cuidados del recién nacido en relación a su alimentación.  

Primeros cuidados del recién nacido, una alimentación sana

  • La cantidad de leche que son capaces de absorber los recién nacidos es muy pequeña, esto se debe a que el tamaño de su estómago es muy reducido. Los pediatras recomiendan la lactancia a demanda durante los primeros meses.
  • Una de las consecuencias de la lactancia durante las primeras semanas es que los recién nacidos suelen regurgitar parte de la leche que consumen, no debes preocuparte, simplemente expulsan la cantidad de leche que han tomado de más.
  • En el caso de los gemelos, es normal que lloren más debido a que deben esperar su turno para la lactancia, sin embargo es posible que ambos hagan la toma a la vez colocando a cada uno en un pecho.
  • Es muy normal que un bebé se duerma mientras mama, esto puede ser porque ya ha tomado la suficiente cantidad de leche, o bien porque cuando lo ha reclamado estaba cansado. Despiértales con movimientos suaves para que acabe la toma y deja que duerma una vez acabada.
  • Si has decidido darle el biberón desde el primer momento, es mejor que el biberón se lo dé siempre la misma persona, de esta manera el bebé se acostumbra a tomarlo siempre de la misma manera.
  • Durante las primeras semanas no es aconsejable que el bebé tome nada que no sea leche materna, ni siquiera infusiones o bebidas para expulsar los gases.
  • Para evitar que trague aire, asegúrate que la tetina está llena de leche, de esta manera nos aseguramos de que todo lo que traga es líquido.
  • Durante unos minutos después de cada toma, el bebé muestra un mayor interés por su propio entorno, por lo tanto es muy normal que llore, ya sea por gases o porque simplemente demanda que se le haga caso.
  • Después de comer, la postura correcta para acostarse es bocarriba, esta posición favorece la digestión y tiene otros beneficios para su salud.
  • En cuanto al peso, normalmente un recién nacido pesa el doble de su peso al nacer a los cinco meses, al final del primer año suelen triplicar este peso.

Estas son algunas de las principales advertencias acerca de los primeros cuidados del recién nacido relacionados con la lactancia, si tienes alguna duda concreta acerca de esta fase déjanos tus comentarios en nuestro blog, te responderemos de inmediato.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Arañas vasculares y sus causas más comunes
Siguiente
Los tratamientos para la diabetes mellitus tipo 2