Las arañas vasculares son pequeñas venas dilatadas que se hacen visibles en las piernas, especialmente en muslos y pantorrillas. Se ven como como un mosaico de líneas rojas y azules en la piel. ¿Cuáles son las causas de las arañas vasculares? Si quieres conocerlas, sigue leyendo.

Arañas vasculares: causas

Las arañas vasculares son causadas por el aumento de la presión en las venas. Este aumento de presión hace que la vena acabe por dilatarse. Las venas de las piernas están sometidas a presión de forma habitual. ¿Por qué?

Las arterias son las encargadas de bombear la sangre desde el corazón al resto del cuerpo. Las venas por su parte devuelven la sangre al corazón, para que pueda re oxigenarse y recircular. Al volver al corazón desde las piernas, la sangre se mueve en contra de la gravedad. Las contracciones musculares de las piernas actúan como bombas, y las elásticas paredes de las venas ayudan a devolver la sangre al corazón.

Además, en el interior de las venas hay válvulas diminutas que están abiertas cuando la sangre fluye al corazón y luego se cierran para evitar que la sangre retroceda. Que la sangre vaya hacia arriba cuando la gravedad la empuja hacia abajo es lo que causa la presión en las venas.

El exceso de presión puede hacer que las paredes de las venas pierdan elasticidad y se vuelvan débiles. Estas secciones a continuación, se ensanchan y se vuelven más prominentes. Por tanto, las arañas vasculares son el resultado de válvulas débiles o dañadas en las venas. Cuando las válvulas no se abren para permitir que la sangre deje las venas, la sangre se acumula y las venas se hinchan.

Los médicos no saben exactamente por qué algunas personas desarrollan arañas vasculares y otros no, pero sí que hay algunos factores que contribuyen a su aparición:

  • Aumento de edad: A medida que envejecemos, las válvulas de las venas pueden debilitarse y dejar de funcionar bien.
  • Sobrepeso: el exceso de grasa parece que aumenta la probabilidad de arañas vasculares en las mujeres, pero no en los hombres.
  • Pasar mucho tiempo de pie o sentado. Estar demasiado tiempo en la misma posición hace que la sangre fluya peor-
  • Embarazo: esto se debe en parte a que el bebé causando presión adicional en las venas y en parte porque las hormonas que realice durante el embarazo tienden a relajar las paredes venosas.
  • Herencia: parece que la tendencia a desarrollar arañas vasculares es hereditaria. Es decir, si algún familiar tuyo ha sufrido arañas vasculares es más probable que tú las tengas.

Ya conoces las causas de las arañas vasculares, pero debes saber que existen tratamientos capaces de eliminarlas por completo. Podrás encontrarlos en muchas clínicas de estética.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Tobilleras ortopédicas-deportivas para prevenir esguinces
Siguiente
Primeros cuidados del recién nacido: alimentación