Como está tan de actualidad la alerta sanitaria impuesta por el brote de casos de listeriosis, queremos arrojar un poco de luz sobre esta enfermedad producida por la bacteria Listeria que cada vez está afectando a más personas en nuestro país.

¿Qué es la listeria?

La listeria es una bacteria responsable de desarrollar la listeriosis, una infección benigna que suele reproducirse sin síntomas pero que, en el caso de las embarazadas, acarrea importantes riesgos para la salud del feto y de la madre.

Esta contaminación se da cuando la persona afectada ingiere la bacteria Listeria Monocytogenes en alimentos. Este patógeno suele encontrarse originariamente en los animales, en el agua y en el suelo.

Listeria: dónde se encuentra

Los alimentos que más suelen contener este microorganismo sería la leche o derivados de ella, aunque el brote actual tiene como protagonista la carne mechada, además del chicharrón andaluz, el lomo al jerez o el lomo al pimentón.

Así, en el resto de Europa también se han dado casos de listeria en queso, en salmón ahumado, en salchichas tipo Frankfurt, en patés no enlatados, en ensaladas envasadas, en trucha o en un sandwich de pollo.

La listeria en España

Los afectados en este brote de listeria en España ya superan un centenar, mientras que siguen bajo sospecha medio millar de posibles nuevos casos, destacando diversos abortos relacionados con la ingesta de la carne en mal estado.

Las autoridades sanitarias consideran este el peor brote de listeria en España, la cual está considerada como la bacteria más temida en la industria alimentaria por sus consecuencias en la salud.

Peligro de listeria en un embarazo

El sector poblacional que más puede temer la acción de este patógeno en su organismo es, sin duda, el de las mujeres embarazadas.

La listeria en embarazo

Al tratarse de una bacteria intracelular -que se introduce en las células del organismo-, es muy frecuente y nociva en el embarazo, por su situación de extrema vulnerabilidad.

Especialmente peligroso es en el caso de los embarazos en los primeros dos tercios del periodo. Cuando nace el niño, se somete al tamiz metabólico para descartar la presencia de cualquier problema severo del bebé.

Cuando se ingiere el alimento contaminado, la bacteria se adentra en el aparato digestivo, entrando en la placenta, que es uno de sus tejidos favoritos, para dañar al feto, de ahí que los índices de aborto se disparen en los casos de listeriosis.

Listeriosis: Síntomas

Los expertos afirman que los síntomas de la listeriosis se manifiestan unos días después de comer el producto, aunque ha habido casos en que han aparecido hasta dos meses después.

Los síntomas de la listeria no son del todo específicos, ya que pueden ir de malestar hasta fiebre alta, en un cuadro que se podría confundir en un principio con la gripe.

En algunos casos, los síntomas de la acción de la listeria inciden en problemas gastrointestinales, como náuseas o dolores abdominales.

Como presenta síntomas parecidos a los de otras patologías, en ocasiones es complicado detectar esta bacteria. Por ello, si hay indicios de padecer esta enfermedad, se debe hacer una analítica y un cultivo de la sangre en busca de esta bacteria.

Cómo prevenir la listeriosis

Es fundamental que apliquemos una serie de medidas de prevención de la listeriosis, especialmente, en el caso de las mujeres embarazadas:

  • Cocinado de alimentos de origen animal por encima de 50º.
  • Toma de lácteos pasteurizados.
  • Lavado a conciencia de alimentos crudos.
  • Lavado de manos y utensilios de cocina, ya que se puede dar por contaminación cruzada.
  • Limpieza frecuente de la nevera.
  • No juntar productos cocinados y crudos.
  • Calentar correctamente los platos precocinados.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
Alimentos que reducen el colesterol de forma rápida y natural
Siguiente
¿Qué es el colesterol? Tipos y funciones de esta sustancia tan temida