Seguro que en algún momento de tu vida has notado señales de que el estrés podía contigo: el trabajo, la familia, los estudios… son algunos de los entornos por los que se origina el estrés en la vida de una persona, como los síntomas del estrés laboral.

En concreto, aquel causado por las tareas del trabajo es uno de los más frecuentes, por lo que vamos a analizar cuáles son los síntomas de estrés laboral para que sepas identificarlos y te proponemos una serie de soluciones para acabar con él y desarrollar tu deber en el mejor ambiente.

Estrés Laboral: Definición

La definición del estrés laboral es un tipo de ansiedad que se genera en el ambiente laboral, provocando un colapso físico y/o mental en el trabajador al que le afecta, lo que hace que se expanda al resto de ámbitos de su vida.

Un trabajador puede desarrollar un estrés laboral puntual o crónico, así como se divide en otra clasificación, según otros criterios, entre estrés laboral positivo o negativo: el primero tiene una respuesta de forma adaptativa sin perjudicar la salud integral del empleado, mientras que el segundo se puede diagnosticar cuando los síntomas del estrés laboral supera un mes de duración, se intensifica con el tiempo e interfiere en su salud general, pudiendo derivar en una enfermedad profesional.

Síntomas del estrés laboral

Las señales y síntomas de estrés laboral son muy variados, pero es conveniente conocerlos para saber combatirlos desde el primer momento y así impedir que se complique.

Los aspectos en los que más incide el estrés en el trabajo aluden al comportamiento y en el estado de ánimo.

Síntomas emocionales: en este grupo puede aparecer la apatía, irritabilidad, inseguridad, mal humor, olvidos, impaciencia, dificultad de concentración o desmotivación.

Síntomas conductuales: incremento de conductas violentas, ausentismo laboral, alimentación poco saludable, problemas en las relaciones tanto dentro como fuera del ambiente laboral y abuso de café, alcohol o tabaco.

Síntomas físicos: fatiga, hiperventilación, excesiva sudoración, dolor de cabeza, sueño alterado, mareos, náuseas, taquicardia, problemas intestinales o tensión muscular.

Cómo combatir el estrés laboral

Muchos expertos en esta materia han concluido en una serie de medidas sobre cómo combatir el estrés laboral:

  • Tómate un respiro: un descanso puede ser lo más apropiado para desconectar de la rutina, con un paseo, una pequeña merienda o, incluso, cerrar los ojos y respirar profundamente.
  • Organización: otro método efectivo para acabar con los síntomas del estrés laboral es crear una lista de tareas pendientes al inicio de la jornada, para tener claro todo aquello que necesitas realizar realmente.
  • Establece metas coherentes: puedes rechazar toda aquella carga de trabajo que consideres que no vas a alcanzar.
  • Desconexión total: tanto los móviles como cualquier otro acceso tecnológico a lo relacionado con el trabajo debes descartarlo por el bien de tu estabilidad emocional en el trabajo.
  • Aprovecha el tiempo libre: unas vacaciones o un tiempo de ocio de vez en cuando es una efectiva solución al estrés laboral, sin pensar ni tratar ningún aspecto relacionado con el trabajo.

Conocer todos estos aspectos relacionados con los síntomas del estrés laboral y las maneras de combatirlo es fundamental para prevenir la aparición de una enfermedad cuyas consecuencias puede afectar al resto de ámbitos de la vida de quien lo padece.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Se acerca el verano, ¿cuál es la mejor dieta de operación bikini?
Siguiente
¿Qué es la insulina y por qué es tan necesaria para tratar la diabetes?