Las infecciones urinarias son un problema bastante común en la infancia. Los que sean padres ya lo habrán sufrido. En este artículo nos centramos en enseñaros los síntomas de la infección de vías urinarias en niños.

Síntomas de infección urinaria en niños

Los principales síntomas de la infección urinaria en niños incluyen dolor al orinar (disuria), frecuencia urinaria (necesidad de orinar con frecuencia), sensación de urgencia imperiosa de orinar y la pérdida de control sobre la micción (por ejemplo, orinarse en la cama).

Síntomas inespecíficos de la infección pero comunes incluyen fiebre (especialmente de 39 ºC) y dolor abdominal. Para algunos niños de menos de 2 años de edad, estos problemas más sutiles pueden ser el único indicador de una infección urinaria.

Entre los síntomas más graves están la aparición de sangre en la orina (su nombre técnico es hematuria macroscópica),  el dolor en el flanco (por la zona de los riñones), fiebre y vómitos. Si aparecen, la visita a Urgencias está justificada.

Una historia familiar de infecciones del tracto urinario infancia, especialmente en los hermanos, también es una señal de alerta y debe elevar el nivel de preocupación. Curiosamente, el olor y el color (con la excepción obvia de la aparición de sangre) de la orina no son predictores de una infección urinaria.

Previniendo las infecciones urinarias infantiles

Los urólogos pediátricos dan varios consejos para evitar las infecciones urinarias en niños:

Higiene: limpia a las niñas de adelante hacia atrás durante los cambios de pañal o tras ir al baño. En los niños no circuncidados la tracción suave del prepucio ayuda a exponer la abertura de la uretra. La mayoría de los chicos son capaces de retraer completamente el prepucio a los 4 años.

Vaciar completamente la vejiga: anima a los niños a hacer un vaciado doble, es decir, orinar de nuevo inmediatamente después de terminar la primera evacuación. Los niños deben orinar cada dos o tres horas.

Evitar las “4 C”: estas son las bebidas Carbonatadas, las altas cantidades de Cítricos, la Cafeína y el Chocolate. Hay que decir que algunos especialistas renales no están tan convencidos de que esto ayude.

Uso profiláctico de antibióticos: los antibióticos en dosis bajas diarias bajo la supervisión de un médico pueden utilizarse en niños con infecciones urinarias recurrentes o en aquellos con factores que predisponen a ellas.

Sin duda conocer los síntomas de la infección de vías urinarias en niños es importante para saber cuándo hay que acudir al médico, y una buena prevención puede ahorrarle un mal trago a tus hijos.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
Dieta para la enfermedad de Crohn. Alimentación adecuada
Siguiente
Operación de aumento de mamas en Madrid – Opiniones Dr Guilarte