El duodeno es la parte del intestino delgado que está entre el final del estómago y el yeyuno. Una úlcera péptica, también llamada enfermedad de la úlcera péptica, es un defecto en la mucosa gástrica o duodenal que se extiende hasta la submucosa (en contraste con una simple erosión, que aparece solo en la mucosa).

Las ulceras producen dolor, vómitos y a veces la aparición de heces alquitranadas que indican hemorragia gastrointestinal superior.

En los casos más graves la úlcera puede penetrar a través de todas las capas del estómago o el duodeno, lo que produce algo que se llama úlcera perforante, que es una emergencia médica grave, ya que los ácidos del estómago o bacterias de los intestinos salen del abdomen causando problemas que amenazan la vida.

El diagnóstico de la ulcera duodenal se produce mediante endoscopia, una técnica que consiste en introducir una cámara en el tracto digestivo para verlo por dentro.

Cuáles son las causas de la úlcera péptica

Las causas de una ulcera péptica pueden ser muy variadas, pero las principales son dos:

Inflamación por Helicobacter pilori

Helicobacter pilori (H. pylori) es una bacteria Gram negativa que vive en la mucosa del estómago. En muchos casos, esta bacteria no causa ningún daño a la persona, pero otras veces se inicia un proceso de inflamación del revestimiento del estómago, llamado gastritis, que causa la ulceración por medio de la destrucción del tejido del estómago. H. pylori no sólo daña la protección de la mucosa del tracto gastrointestinal; sino que también hace que el estómago produzca más ácido.

Uso de fármacos AINE

La otra forma más común por la que puedes sufrir una ulcera péptica es por culpa del uso de fármacos denominados AINE, o fármacos anti-inflamatorios no esteroideos. Algunos ejemplos son aspirina, ibuprofeno y naproxeno. Cuanto más uses estos medicamentos, más probabilidades tienes de desarrollar una úlcera péptica inducida por AINE.

El uso de algunos de estos AINE altera la producción de prostaglandinas, unos compuestos que protegen el revestimiento del estómago al aumentar la cantidad de mucosidad protectora que se secreta.

Los AINE también disminuyen el flujo sanguíneo en el tracto gastrointestinal entre otras muchas cosas. Todas estas alteraciones pueden producir daños directamente el estómago y el duodeno o hacer que no se reparen de forma adecuada.

Otras causas de ulcera péptica pueden ser el tabaquismo y el excesivo consumo de alcohol.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
Operación de aumento de mamas en Madrid – Opiniones Dr Guilarte
Siguiente
Los tipos de operación de ojos más frecuentes en la actualidad