En el mundo actual está normalizado el hecho de tener relaciones sexuales con diversas parejas, y no necesariamente parejas de largo recorrido ni únicas. Esto implica un preocupante aumento de las posibilidades de contraer una enfermedad de transmisión sexual, también conocidas como ETS, aunque esto no es siempre así si la práctica se realiza de forma segura. ¿Sabes cómo prevenir las enfermedades de transmisión sexual? Te lo contamos

Métodos de protección contra las ETS

El único método para prevenir cualquier tipo de contagio al cien por cien es la abstinencia sexual. Sin embargo, no todo el mundo está dispuesto a dejar de lado las relaciones sexuales, por lo que debe conocer los métodos de protección más eficaces contra las ETS.

Ante todo, es importante conocer los antecedentes sexuales de la pareja y ser honesto un honesta con los propios. Como es lógico, a mayor número de parejas sexuales, más posibilidades de haber contraído una de estas enfermedades, especialmente si se trata de parejas esporádicas de las que no se conoce prácticamente nada.

A pesar de lo anterior, siempre es conveniente realizar prácticas seguras, y si es posible siempre con métodos anticonceptivos que también ofrezcan una barrera ante estas enfermedades. El más seguro de todos ellos es el preservativo, principalmente el masculino, pero también existe el preservativo femenino, que crea una barrera igualmente adecuada y protectora en la mujer.

Por otro lado, existen algunas prácticas que suponen muy poco riesgo de contagio y que pueden realizarse de forma segura, como los besos en los labios y la estimulación genital mutua con las manos. De igual forma, es posible realizar una estimulación mutua con el cuerpo, pero sin quitar la ropa, consiguiendo así una barrera adecuada para que los fluidos de ambas partes no entren en contacto con la pareja.

La mejor forma de descartar que se tiene alguna ETS es acudir al médico a hacerse las pruebas de detección periódicamente, con la frecuencia adecuada dependiendo de la cantidad de relaciones sexuales que se tengan. De esta forma, tendrás la seguridad de no tenerlas o podrás poner el tratamiento adecuado en caso de que alguna dé positivo.

Ya sabes cómo prevenir las enfermedades de transmisión sexual. Una buena comunicación es básica en todos los casos para descartar enfermedades y para que la práctica del sexo en la pareja sea segura. Por eso, en lugar de avergonzarte por la posibilidad de tener alguna enfermedad de transmisión sexual, busca la información y la ayuda adecuada para solucionarlo cuanto antes con el tratamiento adecuado.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
Remedios caseros para quitar el hipo a un adulto
Siguiente
Falta de testosterona en hombres: Causas, síntomas y tratamiento