¿Sabías que existe un trastorno llamado Síndrome de Irritabilidad Masculina? Se debe a la falta de testosterona y provoca que los hombres estén más apagados, serios e irritables de lo normal. Vamos a contarte más sobre la falta de testosterona y lo que provoca.

Causa de la falta de testosterona

La testosterona es la principal hormona sexual del hombre y es responsable de las características típicamente masculinas. Entre otras funciones, ayuda a mantener el impulso sexual, la producción de esperma y el vello púbico, además de promocionar los caracteres sexuales secundarios tales como el incremento de la masa muscular y ósea y el crecimiento del pelo corporal.

Los niveles de testosterona pueden bajar por diversos motivos:

  • Lesión testicular
  • Efecto secundario de un tratamiento médico (radiación o quimio)
  • Trastornos en glándulas que controlan la producción de hormonas sexuales
  • Enfermedades crónicas
  • Trastornos genéticos como el síndrome de Klinefelter

 

Síntomas de la falta de testosterona

La baja producción de testosterona altera considerablemente el estado de ánimo de los hombres provocando irascibilidad, sensibilidad y poca comunicación.

La diferencia con las mujeres es que este fenómeno no es cíclico, no se puede  determinar cuándo van a disminuir sus niveles de testosterona, es decir, cuando se presenta el Síndrome de Irritabilidad Masculina.

El impacto emocional provocado por situaciones como exceso de trabajo, una pérdida, un accidente grave o cualquier otro factor que genere un estrés demasiado alto impacta directamente en su producción de testosterona.

Ésta hormona masculina tiene efectos en el sistema nervioso central, el que determina cómo sentimos y percibimos las cosas. Esa alteración de los receptores de testosterona se puede manifestar en inapetencia sexual y ánimo decaído.

El Síndrome de la Irritabilidad Masculina es mucho más notorio durante la andropausia, aunque a lo largo de la vida también existen cuadros en que los hombres presentan ciclos depresivos relacionados con estrés.

Entre las características más comunes de este síndrome destacan la angustia, frustración, hipersensibilidad emocional, enojo, culpabilidad, insatisfacción y disminución de libido.

Ante la presencia de estas características se recomienda que los hombres acudan con un médico para incrementar el nivel de testosterona y mejorar el estado de ánimo.

Falta de testosterona: Tratamiento

Los tratamientos para la falta de testosterona se basan en aumentar los niveles  de esta hormona. Para eso se administran preparados de testosterona que pueden tomarse por vía oral, inyecciones, parches o geles. Por supuesto siempre bajo prescripción médica.

También existen formas naturales de aumentar los niveles de testosterona. En este vídeo tienes unos cuantos ejemplos.

Y tú, ¿has notado algún cambio que pueda deberse a la falta de testosterona? Esperamos tus comentarios.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Cómo prevenir las enfermedades de transmisión sexual
Siguiente
Cuál es la frecuencia normal para ir al baño