Parece que no existe una única respuesta que dar sobre las veces que hay que acudir al cuarto de baño. En este caso, vamos a hablar de ir al baño a defecar, porque es una cifra que puede variar mucho de unas personas a otras. ¿Alguna vez te has preguntado cuál es la frecuencia normal para ir al baño? Vamos a tratar de responderlo.

Cuántas veces se debe defecar al día

Ante todo, es importante señalar que cada persona es un mundo y tiene su propio organismo, que funciona de forma diferente. Defecar a diario es importante para eliminar los desechos de los alimentos y bebidas que tomamos, pero no es imprescindible para todas las personas. Los médicos aconsejan ir al baño tres veces al día, una vez después de cada comida, pero esto no se cumple en la gran mayoría de los casos, y no significa que exista ningún problema asociado.

Otras personas van al baño una media de 3 veces a la semana, y gozan de una buena salud intestinal, por lo que no es completamente necesario defecar todos los días. Únicamente en caso de que la frecuencia sea menor de 3 veces a la semana, es recomendable consultar con un médico especialista, porque puede significar que exista un problema de estreñimiento que sea necesario tratar.

Qué factores favorecen un tránsito lento

Acudir pocas veces al baño es algo que también puede estar asociado a unos hábitos poco saludables que no ayudan a que el tránsito en los intestinos sea normal. Algunos de estos hábitos son:

Una dieta baja en ciertos nutrientes, como fibra, y alta en otros elementos como azúcares y grasas. Aumentando la ingesta de fibra, es fácil conseguir un mejor tránsito para acudir con más frecuencia al baño.

No tomar los líquidos necesarios a diario también influyen en un tránsito lento. Recuerda la importancia de beber al menos dos litros de agua al día.

La falta de ejercicio en el día a día es otro de esos factores que no ayudan a tener un tránsito adecuado. 30 minutos de deporte moderado a diario son suficientes para mantener todo el cuerpo en un buen estado de salud.

También pueden influir en el tránsito intestinal otros factores, como los emocionales, o el aplazamiento del momento de ir al baño. En todo caso, cambiar los hábitos de vida hacia unos más saludables, te ayudará a sentirte mejor a todos los niveles y también a acudir con más frecuencia a defecar.

Ya sabes cuál es la frecuencia normal para ir al baño y qué puedes hacer para aumentarla si crees que no es suficiente. Además, no olvides acudir a un especialista si piensas que puedes sufrir de estreñimiento, porque solo así podrán comenzar el tratamiento adecuado para evitarlo.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous reading
Falta de testosterona en hombres: Causas, síntomas y tratamiento
Next reading
Cuáles son los beneficios del brócoli para la salud