Un esguince de tobillo es la lesión de los ligamentos de la cara interna o externa del tobillo. El esguince o torcedura se produce cuando el tobillo se tuerce de forma brusca, por ejemplo, al dar un mal paso, tener una caída o lesionarse haciendo deporte. En caso de esguince, usar una tobillera acelera el proceso de recuperación ya que protegen el tobillo, inmovilizan la articulación, comprimen la zona y proporcionan calor. A continuación tienes una selección de las mejores tobilleras para esguinces.

Tobilleras para esguinces

Los esguinces se dividen en tres tipos o grados que van de menos a más gravedad. Los esguinces de grado I son los más leves y los de grado III los más graves. Dependiendo del tipo se recomiendan tobilleras que ofrezcan más o menos sujección. 

Tobilleras para esguinces tipo I y II

Para los esguinces leves se recomiendan tobilleras de neopreno que son cómodas y ofrecen una buena sujección. Te recomendamos los siguientes modelos:

Tobilleras para esguinces tipo III

Como hemos dicho, los esguinces de tipo III son los más graves y para que curen correctamente necesitan una buena sujección. Estas son las tobilleras que te recomendamos:

Tobilleras deportivas y para prevención de esguinces

Las tobilleras no solo sirven para curar enlaces, sino también para prevenirlos. Las siguientes tobilleras están pensadas tanto para el tratamiento de esguinces leves como para su prevención en el día a día o durante la práctica del deporte. Mira todas las tobilleras deportivas recomendadas en Amazon.

Mejores tipos de tobilleras para un esguince

Existen varios tipos de tobilleras dependiendo del tipo de esguince. 

Las tobilleras elásticas de soporte, que ofrecen una ligera compresión del tobillo y calientan la articulación. Las tobilleras elásticas con inserciones de silicona, que son las más indicadas para lesiones con edema, daño en ligamentos, derrames o postoperatorio (las piezas de silicona masajean el tobillo facilitando la irrigación sanguínea). Y las tobilleras elásticas con cinchas funcionales, indicadas para el tratamiento funcional de esguinces del ligamento lateral externo, la vuelta a la actividad deportiva y la contención funcional en caso de hiperlaxitud. Según la gravedad del esguince pueden llevar estabilizadores maleolares que sujetan el tobillo sin inhibir el resto de movimientos del pie.

La tobillera ortopédica es una pequeña faja que se coloca alrededor del tobillo. Su principal misión es inmovilizar la articulación del tobillo, así como proporcionar calor y compresión a los huesos. Todo ello acelera la recuperación del esguince. El nailon o el neopreno son los tejidos más habituales en la fabricación de tobilleras para esguinces, que además llevan un velcro para ajustarse al tobillo.

Dentro de las marcas de tobilleras hay algunas que destacan por su calidad. Es el caso de la Aircast A60, que tienen protección de neopreno con estabilizadores y son ideales para la recuperación de lesiones, esguinces y síntomas del túnel tarsiano.

Una opción muy a tener en cuenta son las tobilleras de la marca Thuasne, hechas de silicona y válidas tanto para tratar los esguinces como para  el tendón de Aquiles. Para aliviar el dolor de los esguinces existen tobilleras para terapia de frío como Polar Ice, la tobillera terapéutica envolvente.

Otras de las marcas más confiables en tobilleras para esguinces son las Vulkan, unas tobilleras elásticas para una prevención y recuperación más rápida. También pueden interesarte las tobilleras Cramer, que ofrecen una estabilidad total del tobillo.

En cuanto a las tobilleras deportivas tenemos las Ultimate Performance, aptas para cualquier actividad física. Una opción más asequible son las RDX, con una tecnología que elimina el exceso de transpiración.

Si has llegado hasta aquí, también puede interesarte este post que escribimos sobre cómo curar rápidamente un esguince de tobillo., y si eres deportista recuerda la necesidad de calentamiento antes de cualquier actividad física.  No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog de salud. Traeremos más consejos para otras lesiones habituales.

 Una de las dudas más habituales de nuestros lectores es cómo curar los esguinces de tobillo. La clave, aparte de aplicar hielo lo antes posible para controlar la inflamación, está en usar una buena tobillera para esguince. En este post te traemos las mejores tobilleras ortopédicas y deportivas para prevenir y curar esguinces.

Tres tipos de esguinces de tobillo

Los esguinces causan dolor e inflamación, sobre todo al principio y pueden afectar a la movilidad. Dependiendo de la gravedad de la lesión, se establecen tres tipos de esguinces:

Esguince de Grado I

Es el tipo de esguince más leve y consiste en la distensión parcial de los ligamentos. La recuperación es total y sin secuelas y, aunque hay dolor e inflamación la movilidad del tobillo no suele verse afectada.

Esguince de Grado II

En este tipo de esguince hay una rotura total o parcial del ligamento. El dolor es intenso y la movilidad se ve afectada. Por lo general la recuperación es total, pero lleva más tiempo y cuidados.

Esguince de Grado III

Es el tipo más severo de esguince, con la rotura total del ligamento y lesión en el hueso. El esguince grado III produce gran inestabilidad y dolor y requiere de cirugía para su recuperación completa.

La mejor forma de tratar un esguince es primero aplicando hielo en la zona para evitar la hinchazón. Para hacer que el ligamiento sane se recomienda alternar frío y calor y, sobre todo, usar una tobillera para esguinces que presione el tobillo e impida que se mueva demasiado.

1 Comentario

  • Cómo Curar un Esguince de Tobillo Rápido (Tratamientos),

    […] opciones es llevar una tobillera que comprima bien la zona. En este post te presentamos varios tipos de tobilleras según el alcance de tu […]

  • Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Anterior
    10 claves sobre cómo prevenir el resfriado para este invierno
    Siguiente
    Estrías moradas: qué son, cuál es su origen y cómo quitarlas