Los trastornos alimenticios se refieren por lo general a trastornos psicológicos que afectan a la conducta alimentaria. Estos trastornos alimentarios se manifiestan en una gama muy amplia de síntomas (anorexia nerviosa, bulimia, atracones compulsivos, vigorexia…), pero sus causas suelen estar en una distorsión de la propia imagen corporal. Aquí hacemos un repaso por los tipos de trastornos alimenticios más frecuentes, ahondando en sus causas.

Desgraciadamente la incidencia de los trastornos alimentarios no ha hecho sino aumentar en los últimos años. El perfil de los afectados por estos trastornos sigue siendo el de una mujer adolescente, aunque cada vez son más los hombres que los sufren.

Tipos de trastornos alimenticios

Anorexia nerviosa

La anorexia nerviosa es una enfermedad en la que existe un deseo irrefrenable de perder peso. Se manifiesta por la resistencia del enfermo a comer o a retener lo comido. Se pueden considerar dos tipos principales de anorexia nerviosa:

  • Anorexia nerviosa de tipo restrictivo o típico. La persona emplea la dieta, el ayuno prolongado o el ejercicio intensivo para conseguir sus planes de adelgazar.
  • Anorexia nerviosa de tipo compulsivo o purgativo. La persona alterna periodos de atracones compulsivos con otros de purga en los que no duda en recurrir a laxantes o a inducirse el vómito para compensar lo comido.

Bulimia

La bulimia se caracteriza por atracones en los que literalmente se pierde el control y tras los cuales se producen un gran sentimiento de vergüenza y culpa que la persona intenta compensar provocándose el vómito, usando laxantes o empleando cualquier otro método para prevenir el aumento de peso. Como veis se parece bastante a la anorexia nerviosa de tipo compulsivo o purgativo, aunque loa atracones en la bulimia son más frecuentes y los bulímicos suelen tener un peso normal.

Se cree que las causas de la anorexia y la bulimia se deben a la interacción de factores genéticos predisponentes con otros factores psicológicos y socioculturales como la baja autoestima, los problemas familiares, el estrés, la búsqueda de la perfección o la presión social por encajar en un canon de belleza en ocasiones muy poco realista.

Trastorno por atracón

El nombre en este caso es bastante descriptivo. Los trastornos por atracón consisten en episodios incontrolados de ingesta de alimentos. A diferencia de la bulimia, después de estos episodios no hay ninguna purga o compensación.

Las causas del trastorno por atracón no son del todo conocidas, pero suelen asociarse a la depresión.

 Vigorexia

La vigorexia es un caso raro entre los trastornos alimentarios, ya que afecta principalmente a hombre. En esta enfermedad el individuo se ve siempre demasiado débil y busca aumentar su masa muscular, lo que lleva a su cuerpo a alcanzar proporciones grotescas.

Algunas de las causas de la vigorexia pueden ser el paso por una infancia problemática (con burlas o intimidaciones), la adrenalina provocada por cada sesión de ejercicio o, nuevamente, la búsqueda de un cuerpo ideal.

Existen más tipos de trastornos alimentarios, pero estos cuatro son los más frecuentes y también los más conocidos.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Que es la amniocentesis y cuales son sus riesgos
Siguiente
Pareidolia en psicología: imágenes de caras en cualquier objeto