La diabetes no es una enfermedad única. Lo que llamamos diabetes mellitus (si, se llama diabetes mellitus, aunque la mayoría la llama simplemente diabetes) se trata en realidad de un conjunto de trastornos metabólicos. Todos ellos tienen en común el aumento de los niveles de azúcar (glucosa) en sangre.

Si no sabéis cómo funciona la diabetes, aquí va una explicación rápida: la comida que ingerimos se procesa durante la digestión para descomponerse en glucosa, el combustible de nuestras células. La glucosa viaja por la sangre para llegar a todas las células del organismo. Para que la glucosa sea absorbida por las células es necesaria la actuación de una hormona llamada insulina producida por el páncreas. La insulina es una especie de llave que abre las puertas de la célula para que entre la glucosa. En los pacientes diabéticos la glucosa no penetra bien en las células y como resultado se queda en la sangre, produciendo hiperglucemia. Los motivos por los que la glucosa no llega a las células determinan el tipo de diabetes.

La OMS considera tres tipos de diabetes: diabetes mellitus tipo 1, diabetes mellitus tipo 2 y diabetes gestacional. Conozcamos en que consiste cada una.

Diabetes mellitus tipo 1

Antiguamente se la llamaba diabetes insulino independiente o diabetes juvenil. En la diabetes tipo 1 no hay producción de insulina, debido a la destrucción autoinmune de las células del páncreas encargadas de sintetizarla (a veces la destrucción de estas células es por causas desconocidas). Afecta principalmente a menores de 30 años y entre las causas se han encontrado factores genéticos y ambientales. El tratamiento consiste en la administración de  insulina. Para revertir la enfermedad se puede recurrir al trasplante de células pancreáticas.

Diabetes mellitus tipo 2

La diabetes mellitus tipo 2 es el tipo más frecuente. Aquí el problema es que las células no responden adecuadamente a la insulina y no dejan pasar a la glucosa a su interior. Suele aparecer a partir de los 40 años y también se la conoce como diabetes insulino resistente.

En este caso también se cree que existe una base genética, pero es el estilo de vida el que determina que la enfermedad se exprese o no. Así pues, la diabetes tipo 2 se relaciona habitualmente con la obesidad.

Diabetes gestacional

La diabetes gestacional es un tipo especial de diabetes que aparece en el 10 % de las embarazadas. No se conocen sus causas, pero se cree que se debe a que las hormonas del embarazo reducen la capacidad de las células de responder a la acción de la insulina.

1 Comentario

  • Tipos de diabetes,

    Existen varios tipos de diabetes y debemos saber de que manera tratar de controlar ésta enfermedad para que no afecte tanto a nuestro organismo.

  • Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Anterior
    Nuevos avances en el tratamiento para superar la calvicie, a solo un pelo de distancia.
    Siguiente
    La alimentación de niños de 0 a 6 meses