La anorexia es una de las enfermedades más habituales relacionadas con la alimentación, que por desgracia afecta a demasiadas personas, generalmente mujeres jóvenes e incluso adolescentes que sienten que nunca están a la altura de las expectativas físicas que impone la sociedad. Sin embargo, y a pesar de todo lo que se sabe sobre este trastorno alimenticio, lo cierto es que hay mucho desconocimiento acerca de los diferentes tipos de anorexia que existen, sus causas y síntomas, además de su tratamiento. En este artículo, arrojamos luz a un problema demasiado común y peligroso en la actualidad.

Qué tipos de anorexia existen y cuáles son sus características

La definición etimológica de anorexia es ‘falta de hambre’. En la práctica, este trastorno de la conducta alimentaria se basa en periodos donde existe una privación casi absoluta de consumo de alimentos de todo tipo, y otros momentos en los que la ingesta se realiza de forma compulsiva para después purgar el organismo a través del vómito o del uso de laxantes. La detección precoz de la enfermedad es vital para poder luchar de una forma eficaz contra ella, por eso es importante saber reconocer todos los tipos de anorexia.

Anorexia nerviosa restrictiva

Las personas que sufren este problema bajan de peso de forma muy brusca a través del ejercicio de alta intensidad y muy abundante, y eliminando prácticamente por completo la ingesta de alimentos. Las dietas tan restrictivas en estos casos hacen que el paciente no ingiera los elementos necesarios para mantener un buen estado de salud. Esto, unido a la pérdida de peso, puede comprometer seriamente la salud del paciente.

Anorexia nerviosa purgativa

Estas personas sufren también anorexia, pero de un modo diferente. En estos casos, los pacientes se dan puntualmente atracones de comida para posteriormente purgar su organismo a través de diversos procesos como provocarse el vómito o utilizar laxantes. Estas personas suelen ser muy impulsivas y pueden desarrollar también problemas emocionales o adicciones a sustancias como el alcohol, el tabaco o las drogas.

En ambos casos, las personas que sufren anorexia suelen presentar síntomas como la depresión o la ansiedad, incluso antes de desarrollar cualquier tipo de anorexia. Por eso, hay que prestar atención a cualquiera de estos problemas para evitar que se conviertan en enfermedades más complejas con difícil tratamiento. La solución de este problema pasa por la ayuda psicológica y por adquirir unas buenas pautas de alimentación, de ahí la importancia de descubrir la enfermedad lo antes posible.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous reading
Cuáles son los síntomas de intolerancia al gluten en adultos
Next reading
10 hábitos saludables para vivir más y mejor según la Ciencia