El running es el deporte de moda. Si eres de los que te calzas las zapatillas deportivas a diario para salir a entrenar, no te pierdas estas técnicas y trucos para aguantar más tiempo corriendo.

Trucos para aguantar más tiempo corriendo

Antes de comenzar a correr, haz una visita a tu médico. Esto siempre es una buena idea, pero sobre todo en el caso que estés en cualquiera de estos supuestos:

  • Tener sobrepeso
  • Tener problemas del corazón
  • Estar totalmente desentrenado
  • Tener problemas respiratorios
  • Sufrir de fatiga crónica
  • Superar los cuarenta años de edad

El principio gradual de adaptación está profundamente enraizado en la fisiología humana, y ha actuado en millones de corredores desde que el hombre paleolítico empezó a acechar animales salvajes en el este de África hace 150.000 años. Todavía funciona hoy en día.

Quizás el primer día no aguantes ni cinco minutos, pero con práctica pronto multiplicarás tu marca. Lo que debes hacer, sea cual sea tu resistencia, es ir progresando día a día. Por ejemplo, agregando un minuto diario o incrementando la distancia recorrida cada vez que salgas a correr.

Los entrenamientos regulares son una clave importante para el progreso. Cuando se quiere mejorar la resistencia es mucho mejor hacer ejercicio tres o cuatro veces a la semana durante treinta minutos que hacer un entrenamiento de dos horas por semana. Los estudios han demostrado que múltiples entrenamientos cortos son más beneficiosos de un largo plazo. La “terapia de choque” no ayuda a mejorar tu resistencia un tu estado físico y provoca un mayor riesgo de lesión.

Un factor obvio que muchos corredores novatos supervisarán es su peso. Pero otro que a menudo olvidan es su ritmo cardíaco. Correr es una actividad cardiovascular. Se al corazón. Tu corazón bombea sangre a todo el cuerpo, a través de los vasos sanguíneos. Un resultado esperable del ejercicio regular es que tu corazón será capaz de bombear más sangre con cada latido. Por lo tanto, necesitarás menos latidos para hacer la misma cantidad de trabajo. Comprueba regularmente tu pulso cuando salgas a correr y podrás ver si estás mejorando. Como es obvio, para la comparación equitativa es necesario comprobar el pulso en las mismas condiciones cada vez. Así que el mejor momento es temprano en la mañana, justo después de haber despertado, pero sin haber salido de la cama todavía.

¿Conoces otros trucos para aguantar más tiempo corriendo? Pues no dudes en compartirlos en los comentarios.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
Consejos de nutrición para la tercera edad
Siguiente
Apnea obstructiva del sueño: síntomas y tratamiento