Seguro que si cambias de humor de forma brusca alguien a tu alrededor habrá dicho, medio en broma, que pareces bipolar. Si esos cambios son frecuentes, puede que tengan razón. ¿Cómo saber si eres bipolar? Solo un profesional de la salud mental puede dar un diagnóstico certero, mediante la identificación de los síntomas del trastorno bipolar, que repasaremos a continuación.

El trastorno bipolar se caracteriza por cambios de humor extremos. Estos pueden ir desde la euforia extrema (manía) al decaimiento absoluto (depresión). Los episodios de manía y depresión a menudo pueden durar varias semanas o meses.

Síntomas del trastorno bipolar

Depresión

Durante un período de depresión, los síntomas del trastorno bipolar pueden incluir:

  • sentirse triste y sin esperanza
  • falta de energía
  • dificultad para concentrarse y recordar cosas
  • pérdida de interés en las actividades cotidianas
  • sentimientos de vacío o inutilidad
  • sentimientos de culpa y desesperación
  • sentirse pesimistas sobre todo
  • experimentar pensamientos delirantes, tener alucinaciones y pensamientos perturbados o ilógicos
  • falta de apetito
  • dificultad para dormir
  • pensamientos suicidas

Manía

Los síntomas del trastorno bipolar en la fase maniaca puede incluir:

  • sentirse muy feliz, eufórico o muy contento
  • hablar muy deprisa
  • sentirse lleno de energía
  • ser engreído
  • sentirse lleno de grandes ideas nuevas y planes importantes
  • distraerse fácilmente
  • irritarse o agitarse fácilmente
  • experimentar pensamientos delirantes, tener alucinaciones y pensamientos perturbados o ilógicos
  • no tener ganas de dormir
  • no comer
  • gastar grandes sumas de dinero en productos caros y, a veces inasequibles
  • tomar decisiones arriesgadas
  • decir cosas que están fuera de lugar

Si tienes trastorno bipolar, es posible que tenga episodios de depresión con más regularidad que los de manía o viceversa. Entre los episodios de depresión y manía, es posible tener episodios con un estado de ánimo “normal”. Los patrones no siempre son los mismos y algunas personas pueden experimentar:

Ciclo rápido  –  donde el paciente pasa rápidamente de manía a depresión (o viceversa) sin tener un período “normal” entremedias

Estado mixto  –  donde el paciente experimenta síntomas de depresión y manía juntos; por ejemplo, hiperactividad con un estado de ánimo deprimido.

Algunas personas con trastorno bipolar tienen episodios más frecuentes y graves que otros.

Si tu médico de cabecera piensa puedes tener trastorno bipolar, por lo general remitirá tu caso a un psiquiatra, que hará una serie de preguntas para saber si eres bipolar. El psiquiatra también querrá saber acerca de tus antecedentes familiares y médicos, sobre todo si alguno de tus parientes han tenido trastorno bipolar.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
8 consejos para embarazadas primerizas
Siguiente
Cómo quitar o evitar las varices de las piernas