Las varices aparecen aproximadamente en el 60% de los adultos. Las venas varicosas son vasos sanguíneos más grandes que se han hinchado y retorcido con el tiempo, siendo visibles a través de la piel. Las venas varicosas pueden desarrollarse en cualquier parte del cuerpo, pero generalmente brotan en las piernas y tobillos. En este post te enseñamos cómo quitar o evitar las varices de las piernas.

¿Cómo quitar las varices de las piernas?

El tratamiento más simple para las arañas vasculares y venas varicosas es usar medias de compresión, que mejoran la circulación y alivian el dolor y el malestar en las piernas.

Bajar de peso y caminar regularmente puede ayudar a aliviar los síntomas de las varices. Si la inflamación es un problema, lleva una dieta baja en sal para reducir la retención de liquidos. Siempre que sea posible, apuntala las piernas con una almohada o reclinable, para que descansen en o por encima del nivel del corazón.

Si los remedios caseros no producen una mejora suficiente, hay procedimientos médicos para eliminar las arañas vasculares y venas varicosas. La escleroterapia elimina el 80% de las venas tratadas. En este procedimiento, un médico inyecta una solución directamente en la vena anormal. El vaso sanguíneo se destruye, se vuelve fibrótico, y finalmente desaparece.

La terapia con láser destruye diminutas arañas vasculares y várices pequeñas con calor. El calor hace que se formen cicatrices, que finalmente cierran la vena. Para algunos pacientes, esto es una alternativa atractiva a las inyecciones.

Por las venas varicosas que son demasiado grandes para responder a la escleroterapia o la terapia con láser, la cirugía es una opción. El procedimiento estándar es la ligadura y extracción, se liga la vena y se elimina el segmento problemático.  Esto se puede hacer con anestesia local o general.

¿Cómo evitar las varices de las piernas?

El ejercicio es la mejor manera para deshacerse de las varices. Con el puedes mantener tu peso bajo control y los músculos de las piernas tonificados, por lo que la sangre fluye libremente. Si tu trabajo te mantiene en pie, estira los músculos de las piernas con frecuencia para aumentar la circulación. Y si estás embarazada, trata de dormir sobre el lado en lugar de sobre la  espalda.

¿Tienes o has tenido problemas con las varices? ¿De qué forma te has enfrentado a ellos? Esperamos tus comentarios.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Síntomas del trastorno bipolar. Cómo saber si eres bipolar
Siguiente
Causas del dolor de espalda y su prevención