A primera vista parece que la gente no está siempre lo suficientemente concienciada sobre la importancia de una correcta higiene bucodental; a muchos les parece más una cuestión de estética que de salud. De ahí la necesidad de que la salud bucodental tuviese su propio Día Mundial (para los curiosos, el primer Día Mundial de la Salud Bucodental se celebró en 1944).

Salud bucodental: definición

Pero respondiendo a nuestra pregunta, ¿qué es la salud bucodental?, nada mejor que acudir a la definición dada por la OMS:

“Ausencia de dolor orofacial crónico, cáncer de boca o garganta, llagas bucales, defectos congénitos como labio leporino o paladar hendido, enfermedades periodontales (de las encías), caries dental y pérdida de dientes, y otras enfermedades y trastornos que afectan a la boca y la cavidad bucal.”

Para quien no lo sepa, el dolor orofacial se refiere al dolor en los órganos encargados de las funciones de ingerir la comida y de hablar. Según la definición de la OMS podemos decir que la salud bucodental es la ausencia de enfermedades en la boca y en los dientes. Un concepto quizás un poco anticuado, pues los expertos tienden a considerar la salud, más que como la simple ausencia se enfermedad, como un fenómeno activo de cuidado y prevención.

Las principales amenazas para la salud bucodental son la mala higiene bucodental, el tabaquismo, la mala alimentación y el consumo excesivo de alcohol. Las enfermedades bucodentales más habituales son las caries y las periodontitis (enfermedades que afectan a los alrededores del diente, por ejemplo a las encías) Los riesgos pueden reducirse con acciones tan sencillas como evitar el consumo de tabaco y alcohol y no introducir demasiado azúcar en nuestra dieta, aparte de cepillarnos los dientes después de cada comida.

Riesgos de una mala salud bucodental

La salud de la boca no solo afecta a la propia boca, sino que compromete al resto del organismo. De hecho, los expertos consideran que la mala salud bucodental puede aumentar el riesgo de muerte precoz hasta en un 40%. Las relaciones entre mala salud bucal y riesgo de enfermedades es diversa. Por ejemplo, las bacterias causantes de una infeccón oral podrían viajar por el torrente sanguíneo y acabar en el corazón. Esas bacterias también pueden llegar hasta los pulmones.

Para terminar, algunos datos sobre salud bucodental en el mundo:

  • Entre el 60 y el 90% de los escolares en todo el mundo tienen alguna caries.
  • Las enfermedades bucodentales que pueden ocasionar la perdida de algún diente afectan a un 5 – 20% de la población mundial adulta.
  • El cáncer bucodental tiene una incidencia de 1-10 casos por cada 100.000 habitantes.
  • Entre el 5 y el 20% del gasto sanitario público que se hace en los países del primer mundo se destina a la salud bucodental.

Ahora tienes más motivos para preocuparte por tu dentadura, ¿verdad? No olvides de acudir a tus revisiones anuales con el dentista y lavarte bien los dientes después de cada comida.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Qué es la gripe común y cuáles son sus causas
Siguiente
Qué es la inteligencia emocional y qué beneficios tiene para la salud