Existen muchos remedios caseros para quemaduras que pueden minimizar el dolor y las molestias producidas por las quemaduras menores. En este artículo os mostramos varios de esos remedios.

Remedios caseros para las quemaduras

La mayoría de estos remedios son fáciles de llevar a cabo, pues se hacen con cosas que quien más quien menos tiene en su casa.

Miel

Si, aparte de dulce, la miel es conocida desde hace mucho tiempo como remedio popular para desinfectar heridas y curar quemaduras. La miel actúa atrayendo el agua de los tejidos, lo que limpia la herida. Basta con hacer un apósito con una cucharada de miel untada en una gasa estéril (la miel debe quedar en contacto con la herida). Puedes poner un vendaje encima para que el apósito no se caiga. Hay que cambiar el apósito tres o cuatro veces al día.

Vinagre

Otra sustancia que actúa como un efectivo desinfectante en quemaduras menores. Solo hay que diluirlo a partes iguales con agua y aplicar el resultado en el área quemada.

Enjuague con sal

Si la quemadura es en la boca puede aliviarse haciendo enjuagues con sal. Mezclar media cucharilla de sal con un vaso de agua y hacer enjuagues aproximadamente cada hora.

Harina de avena

Para la comezón provocada por las quemaduras, un buen remedio es echar una taza de harina de avena en una bañera con agua tibia, estar unos 20 minutos en remojo y después secarse al aire para que la piel quede cubierta por una fina capa protectora de harina de avena.

Leche

Otro buen remedio para quemaduras es sumergir el área quemada en leche durante unos quince minutos, o aplicar un paño empapado en leche sobre la zona. Conviene repetir esto cada pocas horas.

Te negro

El ácido tánico del té negro ayuda a “extraer” el calor de las quemaduras. Hay que poner 2 o3 bolsitas de té bajo un chorro de agua fría y recoger el té en un tazón pequeño. Para después frotarlo suavemente en el lugar de la quemadura.

Hielo

¿Quién no se ha quemado al tener demasiada prisa por probar un plato aún caliente? Se dice que para calmar las quemaduras en la lengua es más efectivo el hielo que el agua fría (un cubito de hielo, por ejemplo).

Agua fresca

Para las quemaduras en la piel es mejor el agua fría que el hielo. Cuanto antes pongáis la quemadura bajo agua fría (a no demasiada presión), mejor. El agua fría no solo calma el dolor, sino que evitará que la quemadura se extienda.

Seguro que estos remedios caseros para quemaduras os ayudan si os quemáis este verano o sufrís algún accidente doméstico. No obstante, las quemaduras más graves deberán recibir atención médica.

1 Comentario

  • Flora,

    Muchas gracias por la información, en mi caso la quemadura era bastante grave porque se me cayó una cazuela de cera caliente sobre la mano, venía una enfermera a domicilio a hacerme las curas, por si alguien necesita ayuda la contacté a través de http://www.hellogivers.es un saludo y ánimo con la recuperación.

  • Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Anterior
    ¿Es malo tener un embarazo sin síntomas?
    Siguiente
    Interacciones medicamentosas