Gripe y tos. Dos de los enemigos más habituales en esta época del año. Por suerte nuestras abuelas ya sabían cómo plantarle cara a los rigores del invierno, y entre todas las píldoras de sabiduría que nos han dejado, queremos compartir contigo estos remedios caseros para la gripe y la tos.

Remedios caseros para la gripe y la tos

Ajo

Cuando se trata de combatir el frío y la fiebre de forma natural, probablemente no hay mejor medicina que el ajo. Bien conocido por sus propiedades anti-hongos, anti-bacterianas, anti-virales y anti-protozoarios, el ajo ayuda al alivio de la tos y elimina la mucosidad que bloquea los pulmones.

La mejor manera de utilizar el ajo para el tratamiento de los resfriados es aplastar 5-6 dientes y consumirlos crudos. También puedes mezclarlo con un yogur, si te desagrada el sabor.

Canela

La canela es una especia muy sabrosa ampliamente utilizada en la cocina asiática y mediterránea. La canela ayuda en el tratamiento de dolor de garganta, los resfriados y la tos. Una buena taza caliente de té de canela puede curar la irritación de garganta, la picazón y prevenir la llegada de la gripe.

La mejor forma de utilizar la canela para el tratamiento de dolor de garganta es mezclar una cucharada sopera de miel con 1/2 cucharada de canela molida y tomarlo 2-3 veces al día durante 3 días.

Miel

La miel es uno de esos regalos de la madre naturaleza que, además de ser una auténtica delicia, está llena de propiedades sorprendentes. Los antioxidantes y antimicrobianos de la calman la tos y promueve un sueño reparador. La miel recubre el interior de la garganta, reduciendo su sensibilidad.

La mejor manera de utilizarlo es mezclar 1 cucharada de miel y 1 cuchara de jugo de limón en una taza de agua tibia y beber lentamente.

Limones y naranjas

La vitamina C es un remedio universalmente aceptado para los resfriados comunes y la mejor fuente natural de vitamina C son los cítricos como naranjas y limones. El limón y la naranja ayudan a adelgazar los mocos, lo que reduce la flema y limpia las vías respiratorias. Disfruta de un vaso de zumo de naranja fresca hecha en casa o una bebida caliente preparada mezclando 2 cucharadas soperas de zumo de limón y 1 cucharada sopera de miel en un vaso de agua tibia.

La mayoría de los ingredientes utilizados en estos remedios caseros para la gripe y la tos están ya en tu cocina, y si no, no te costará encontrarlos en tu supermercado más cercano.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
4 Factores de riesgo para el cáncer de cérvix que debes conocer
Siguiente
Qué es la gripe común, gripe estacional o influenza