El Virus del Papiloma Humano (VPH) es uno de los principales factores de riesgo para el cáncer de cérvix, y también una de las enfermedades de transmisión sexual más habituales. De hecho, es muy raro encontrar un cáncer de cuello del útero no relacionada con el VPH.

Hay más de 200 tipos de VPH, pero sólo unos pocos son considerados de “alto riesgo”. El cuerpo elimina hasta un 90 por ciento de las infecciones por VPH por sí sola sin tratamiento, pero a veces no lo hace y el virus es capaz de cambiar las células del cuello uterino; no se trata, esto puede avanzar a cáncer.

Existen otros factores de riesgo:

Más factores de riesgo para el cáncer de cérvix

Uso prolongado de anticonceptivos orales

El uso de anticonceptivos orales durante cinco o más años se asocia con un mayor riesgo de cáncer de cuello uterino, de acuerdo con un análisis de 24 estudios. Los investigadores creen que las hormonas utilizadas en el control de la natalidad (como estrógeno y progesterona) pueden hacer que las células cervicales sean más susceptibles a la infección por el VPH, afectar a su capacidad para eliminar la infección, o que sea más fácil para el VPH para causar cambios anormales en las células.

Ser fumadora

He aquí una razón más para dejar de fumar: No sólo te pone en riesgo de sufrir cáncer de pulmón, sino también de desarrollar cáncer de cuello uterino. El humo del cigarrillo parece activar el virus del VPH. Los cigarrillos contienen químicos que causan cáncer que se absorben a través de los pulmones y transportado por todo el cuerpo a través de nuestro torrente sanguíneo.

Tener el sistema inmune debilitado

Cuanto más débil es tu sistema inmunológico, más difícil lo tiene para combatir las infecciones. Es por eso que las mujeres que tienen VIH o que toman medicamentos inmunosupresores tienen un mayor riesgo de desarrollar tanto VPH y como cáncer cervical. El cuerpo se basa en el sistema inmunitario para destruir las células cancerosas o retardar su crecimiento y extensión; cuando se ve comprometida su inmunidad, pre-cáncer cervical puede convertirse en cáncer invasivo más rápido de lo habitual.

Por último, una dieta rica en antioxidantes (frutas y verduras) puede ayudar al cuerpo a prevenir y combatir las infecciones como el VPH.

Conocer los factores de riesgo para el cáncer de cérvix es la mejor forma de prevención. Toma buena nota. Las mujeres que dejaron de tomar anticonceptivos orales tienden a ver como su riesgo disminuye con el tiempo.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
Tratamiento para el asma bronquial en niños
Siguiente
4 remedios caseros para la gripe y la tos que usaban las abuelas