Uno de los efectos secundarios más graves y frecuentes de la diabetes es la neuropatía periférica diabética, complicación que no tiene cura y solo puede retrasarse mediante tratamiento. ¿Quieres saber qué es la neuropatía diabética? Pues sigue leyendo.

¿Qué es la neuropatía diabética?

La neuropatía diabética es el deterioro de los nervios debido a los altos niveles de azúcar en sangre. Esto puede causar dolor neuropático, también conocido como dolor del nervio diabético. La neuropatía puede afectar a cualquier nervio del cuerpo, pero más a menudo daña los nervios de las piernas o los pies.

Aunque cualquier persona con diabetes puede desarrollar neuropatía diabética, la condición es más común en personas que tienen un escaso control de sus niveles de azúcar en sangre, que han tenido diabetes durante mucho tiempo, que tienen enfermedad renal, y que tienen sobrepeso.

Síntomas de la neuropatía diabética

La neuropatía diabética causa dolor y entumecimiento. Debido a que puede afectar a los nervios de cualquier parte del cuerpo, los síntomas de la neuropatía diabética son variados, incluyendo problemas con el sistema digestivo, tracto urinario, los vasos sanguíneos y el corazón.

La neuropatía periférica es el tipo más común de la neuropatía diabética. Es más común en las extremidades, por lo general comienza con dolor neuropático en los pies y las piernas y después progresa a manos y brazos. Las personas con neuropatía periférica experimentarán entumecimiento; hormigueo o sensación de quemazón; dolores agudos; sensibilidad y debilidad. Los efectos más graves de la neuropatía periférica son la pérdida de equilibrio y coordinación que dificultan la movilidad. Además, pueden aparecer problemas alimentarios como úlceras, infecciones y dolor en las articulaciones pueden inhibir el movimiento adicional.

Tratamiento de la neuropatía diabética

No existe una cura para la neuropatía diabética, por lo que los tratamientos se enfocan en retrasar la progresión de la enfermedad y manejar las complicaciones y el dolor. La manera más importante para frenar la progresión de la neuropatía diabética es controlar el azúcar en sangre, mediante la dieta, el ejercicio y el uso de medicamentos. Las personas con esta condición no pueden fumar o beber alcohol, y deben mantener un peso saludable.

Uno de los peores síntomas de la neuropatía diabética es el dolor. Algunas personas encuentran alivio en los tratamientos alternativos como la acupuntura y la terapia física. Sin embargo, otros  necesitan intervenciones médicas. Los anticonvulsivos y antidepresivos pueden utilizarse para el tratamiento de la neuropatía diabética, aunque ambos vienen con sus propios efectos secundarios.

Los médicos pueden trabajar con los pacientes para tratar los síntomas específicos de la neuropatía diabética, como la disfunción sexual o problemas digestivos. En estos casos, una combinación de intervención y estilo de vida médicos a menudo es útil.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
Los primeros síntomas de la demencia senil y cómo detectarlos
Siguiente
Enfermedad de la Peyronie: síntomas, causas y tratamiento