El pene masculino presenta una gran variedad de formas y tamaños y es normal que en erección tenga cierto grado de curvatura. Eso no debería ser motivo de preocupación. Sin embargo, una erección demasiado curvada si puede causar problemas y podría ser causada por la enfermedad de la Peyronie.

La enfermedad de Peyronie (pa-ro-neez) consiste en el desarrollo de tejido cicatricial fibroso en el interior del pene. Esto origina una curvatura significativa del pene durante la erección, lo que produce erecciones dolorosas.

Síntomas de la enfermedad de la Peyronie

El tejido cicatrizal característico de la enfermedad de Peyronie puede sentirse bajo la piel del pene. El enfermo al palparlo notará como unas protuberancias planas o una banda de tejido duro.

La curvatura del pene de un enfermo de Peyronie es bastante acusada. El pene puede estar curvado hacia arriba, hacia abajo o hacia un lado. En algunos casos el pene en erección puede tener aspecto de “reloj de arena”, con una banda estrecha alrededor del eje central. La curvatura puede empeorar gradualmente hasta llegar a un límite antes o después. En la mayoría de los hombres, el dolor durante la erección mejora en uno o dos años, pero la curvatura y el tejido cicatrizal permanecen. En unas pocas ocasiones, tanto la curvatura como el dolor asociado a la enfermedad de Peyronie mejoran sin tratamiento.

Como resultado de la enfermedad de Peyronie el pene puede llegar a ser más corto de lo normal.

El enfermo de Peyrone puede sentir dolor durante la erección, durante el orgasmo o simplemente al tocar su pene.

Los hombres que padecen esta enfermedad pueden sufrir disfunción eréctil, por las dificultades que acarrea para lograr o mantener una erección; algunos pueden incluso pueden evitar las relaciones sexuales, solo por evitar el dolor. La enfermedad de Peyronie puede causar además ansiedad y estrés en muchos hombres, que ven mermada su actividad sexual.

Causas de la enfermedad de Peyronie

Las causas que están detrás de la enfermedad de Peyronie aún no están del todo claras. Se cree que la enfermedad es consecuencia de la ruptura de pequeños vasos sanguíneos dentro del pene. La rotura de estos vasos puede deberse al sexo, la actividad atlética o a un accidente. Es durante la curación de estas roturas cuando se produce el tejido cicatrizal. Sin embargo no todos los hombres con lesiones en el pene desarrollan la enfermedad, lo que ha llevado a los investigadores a pensar que también puede haber un componente hereditario.

El tejido cicatrizal hace que el pene pierda flexibilidad. La región cicatrizal no se estira durante la erección, lo que hace que el pene se doble o desfigure y pueda haber dolor durante la erección.

Tratamiento de la enfermedad de la Peyronie

Existen medicamentos que pueden ayudar en algunos casos. La cirugía solo está recomendada para aquellos hombres en los que el dolor sea tan grave que impida las relaciones sexuales.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Qué es la neuropatía periférica diabética: síntomas y tratamiento
Siguiente
Donar o guardar el cordón umbilical. ¿Cuál es la mejor opción?