¿Donar o guardar el cordón umbilical? Es una pregunta que cada vez se hacen más padres a la hora de dar a luz.

El cordón umbilical es el conjunto de vasos que unen la placenta de la madre con el vientre del feto, para que este se nutra hasta el momento del nacimiento.

Es decir, este cordón que contiene las arterias umbilicales y vena umbilical une, para el intercambio de sustancias nutritivas y sangre rica en oxígeno, al feto con la placenta. Normalmente cuando el feto nace, el cordón umbilical se corta y se deja sólo una pequeña cicatriz, que más tarde será el ombligo.

Pues bien, hace años se descubrió que la sangre del cordón umbilical o SCU contiene “células madre”, especializadas en la renovación de las células sanguíneas. Por ello la SCU tiene multitud de beneficios como generar glóbulos rojos, blancos y plaquetas, regenerar la médula ósea y el sistema inmunitario, un mayor potencial para la cura de determinadas enfermedades.

Además su obtención es inocua, tanto para la madre como para el niño, presenta menores problemas de compatibilidad y no supone ningún problema ético.

¿Donar o guardar el cordón umbilical?

Sin duda las dos opciones son válidas aunque totalmente opuestas, una tiene una base solidaria y la otra individualista.

Donar el cordón para uso público es una buena elección, ya que a pesar de algunos contras como que se reconocerá al niño la propiedad de la misma o que en caso de necesidad por parte de la familia, no hay ninguna garantía de que pueda ser utilizada.

Lo cierto es que es un gesto solidario del que nos podemos beneficiar todos, debido a que cualquier persona en el mundo podrá disponer de ella y su uso más frecuente es para trasplante alogénico no emparentado en enfermedades hematológicas e inmunodeficiencias.

Para donar debemos dirigirnos a uno de los hospitales en los que se pueda recoger la sangre para su uso público. Cualquier mujer sana con un embarazo normal puede ser donante y la recolección de la sangre del cordón se realiza en el momento del parto.

Sin embargo, a día de hoy la duda sobrevuela sobre si guardar la sangre de cordón umbilical para uno mismo en un banco privado tiene una utilidad médica y esta es una idea con la que coinciden todos hematólogos de la red nacional de salud consultados.

Es necesario conocer exactamente qué es lo que estamos eligiendo pero también a cuántas personas podemos ayudar con nuestra decisión. Y tú ¿qué elegirías?

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Enfermedad de la Peyronie: síntomas, causas y tratamiento
Siguiente
Operación de miopía con láser: preguntas frecuentes