Sentirse unos días feliz, casi eufórico, y otros tan deprimido que apenas se tienen ganas de salir de casa. Es uno de los síntomas habituales que experimentan las personas con trastorno bipolar.

¿Qué es el trastorno bipolar?

El trastorno bipolar es un grave trastorno psiquiátrico. Aparte de trastorno bipolar, la enfermedad también se conoce  como trastorno afectivo bipolar (TAB) y psicosis maniaco depresiva (PMD). Este último nombre es tal vez el más descriptivo, pues en el trastorno bipolar se alternan periodos de “manía” con periodos de depresión.

En los periodos de manía, los enfermos se muestran especialmente activos y animados. En cambio, durante los periodos de depresión su estado anímico cambia completamente y se vuelven tristes y apagados. Es como una autentica montaña rusa: unas veces arriba y otras abajo.

La aparición del trastorno bipolar suele darse durante los últimos años de la adolescencia, entre los 15 y los 25 años, y afecta tanto a mujeres como a hombres. Las causas aún no están claras, aunque se sabe que hay un fuerte componente hereditario ya que hasta la mitad de los enfermos tienen algún pariente con un trastorno psiquiátrico grave.

El trastorno bipolar trastoca la vida del enfermo, afectando a sus relaciones personales y a su trabajo. Una persona bipolar sin el tratamiento adecuado puede volverse peligrosa para los demás e incluso para ella misma.

Síntomas del trastorno bipolar

El término bipolar se usa a veces con demasiada ligereza. Los cambios de humor que pueda experimentar una persona normal poco tienen que ver con los de alguien que sufre trastorno bipolar. En el caso del trastorno bipolar, los estados de ánimo son mucho más exagerados.

Los síntomas más comunes que sufren las personas con trastorno bipolar son los siguientes:

Durante la fase maniaca

  • Euforia y alta autoestima
  • Delirios de grandeza
  • Enfadarse con facilidad, sobre todo cuando les llevan la contraria
  • Gestos involuntarios
  • Tener pensamientos fugaces
  • Dormir menos, por falta de ganas
  • Agitación e inquietud
  • Hablar más de lo normal (verborrea)
  • Aumentar involuntariamente de peso
  • Irresponsabilidad
  • Conducta peligrosa: consumo de alcohol y drogas, sexo sin protección…
  • Alucinaciones

Durante la fase depresiva

  • Baja autoestima
  • Desánimo y desesperanza
  • Ensimismamiento
  • Estar adormilado durante todo el día
  • Tener un sentimiento de culpabilidad exagerado
  • Moverse y actuar con lentitud
  • Tener problemas para dormir (insomnio)
  • Distraerse con facilidad
  • Indecisión
  • Pérdida del apetito y pérdida de peso
  • Pensamientos suicidas

Con el tratamiento adecuado, las personas con trastorno bipolar pueden superar sus síntomas y llevar una vida normal. El tratamiento incluye medicación, psicoterapia y programas de apoyo.

1 Comentario

  • jorge,

    Creo ser una persona bibolar y se que se puede salir de todo esto

  • Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Anterior
    Que es una ortodoncia y que tipos de ortodoncias existen
    Siguiente
    Alimentos para menores de 2 años