Seguro que en muchas ocasiones has oído hablar del ritmo circadiano del sueño, pero, ¿a qué alude exactamente este fenómeno?

En este post, te ofrecemos toda la información sobre este fenómeno interno que regula la vida de los seres vivos de forma silenciosa.

Ritmo circadiano: ¿qué es?

En el ámbito biológico, se conoce al ritmo circadiano del sueño como las oscilaciones en las variables biológicas de un organismo en intervalos de tiempo.

Concretamente, el ritmo circadiano normal permite sincronizar la actividad fisiológica a los ritmos ambientales en un periodo que va desde las 20 hasta las 28 horas, como, por ejemplo, las que constan en un día y varían en términos de luz y temperatura.

En otras palabras, es el encargado de sincronizar los factores ambientales con la actividad del cuerpo, de ahí que tenga una importancia decisiva en los ciclos del sueño.

Es por esto que, cuando se realizan largos viajes a husos horarios muy diferentes a los locales o cuando se hace el cambio de horario de invierno o de verano, el ritmo circadiano del sueño se vea alterado.

Características 

El ritmo circadiano del sueño cuenta con las siguientes características:

  • Es endógeno y se mantienen sin la necesidad de claves temporales.
  • La oscilación, en condiciones normales, se da con una periodicidad de unas 24 horas, motivo por el que se le da el nombre de circadiano.
  • La temperatura es un factor que puede generar una oscilación espontánea, aunque de forma muy ligera o escasa, ya que cuenta con un método de compensación.
  • El ciclo se puede descompensar en algunas condiciones externas como la presencia de luz muy brillante.
  • Tienden a sincronizar a periodos cercanos a 24 horas, en cuestiones como la luz y la temperatura.

En cambio, hay que destacar que no responde a un patrón fijo, ya que el ritmo circadiano está regulado por un reloj circadiano y varía según el organismo que corresponda.

El ritmo circadiano del sueño se entiende que surgió en las células más primitivas de los seres vivos con la finalidad de proteger el ADN de la radiación ultravioleta durante el día. Por ello, se trasladó la replicación del ADN a la noche.

Trastorno del ritmo circadiano

Uno de los problemas más habituales de los ritmos circadianos son los trastornos asociados a ellos, los cuales pueden tener un efecto muy negativo por la posibilidad de desarrollar alguna patología.

Uno de los más comunes es el del conocido como jet lag, término con el que se conoce a la descompensación entre el reloj interno o ritmo circadiano del sueño y vigilia y el huso horario de la zona al que se viaja. El insomnio, desorientación y fatiga que se experimenta en esos momentos son algunos de los efectos del trastorno del ritmo circadiano del sueño.

El alcohol es otro elemento externo que puede alterar este ciclo, así como desórdenes psiquiátricos, neurológicos o problemas del sueño.

Además, otra de las principales consecuencias que se ha demostrado, a largo plazo, del trastorno del ritmo circadiano, es el desarrollo de problemas cardiovasculares.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Insomnio Crónico: tratamiento y principales causas de este problema
Siguiente
La cirugía de párpados se convierte en uno de los tratamientos faciales anti-edad más comunes