La medicina facial sigue avanzando y una de las técnicas que mayor crecimiento está experimentando en este sector es la cirugía de párpados, también conocida como blefaroplastia, ya que consigue rejuvenecer la mirada del paciente de manera natural y eficiente.

En el último año, ha crecido el número de operaciones de blefaroplastia en Madrid y otras grandes ciudades, siendo ya una de las más habituales en el campo de la cirugía facial, gracias a que sus resultados son inmediatos.

Los últimos avances en este campo han hecho que los resultados cada vez sean más satisfactorios para la paciente.

Uno de los aspectos que más destacan quienes han pasado por un quirófano para una blefaroplastia es que, con ella, han podido olvidarse de comprar constantemente las conocidas cremas anti-edad, ya que con la cirugía de párpados se corrigen muchos de los defectos que el paso del tiempo provoca en la piel del rostro, especialmente en la zona que rodea a los ojos.

En qué consiste exactamente la blefaroplastia

La blefaroplastia es una intervención en la que se trata, principalmente, la piel y el músculo que se encuentra alrededor del ojo.

Se divide según la zona exacta en la que trabaja el cirujano:

  • Blefaroplastia superior: el cirujano trabaja en la parte que separa el ojo de la ceja para levantar el párpado y acabar así con los signos de la edad de esa parte de la cara. 
  • Blefaroplastia inferior: se centra en la zona baja de los ojos para proporcionarle una mayor elasticidad e incidir especialmente en las temidas bolsas que se desarrollan ahí.

La principal finalidad de la operación de párpados es la extracción del exceso de tejido cutáneo del párpado superior, aprovechando también para realzar su volumen.

Aunque la mayoría de ocasiones, las pacientes acuden a consulta para esta intervención por una cuestión meramente estética, lo cierto es que la acumulación de piel en la zona del párpado puede ser un verdadero impedimento para una correcta visión periférica, tan importante para cuestiones cotidianas como leer o conducir.

Es una intervención considerada como sencilla, en la que se aplica anestesia local, y cuya recuperación es muy breve, ya que en 2-3 días, la persona que se ha sometido a esta cirugía puede retomar su rutina cotidiana en ese breve periodo.

Beneficios de la cirugía de párpados

Las principales ventajas de la cirugía de párpados son las siguientes:

  • Mejora evidente e inmediata del aspecto de los ojos.
  • Elimina el exceso de grasa y tejido de la zona de los párpados.
  • Corrección de posibles hinchazones en los párpados superiores.
  • Rejuvenecimiento de la cara, con corrección de arrugas y líneas.
  • Eliminación total de las bolsas en los ojos.
  • Resultados permanentes.

Estas son las características más notables y las razones por las que cada vez más pacientes optan por someterse a una sencilla intervención que mejora notablemente el aspecto de su rostro.

Apostando por una clínica con amplia experiencia en el sector y formada por un grupo de profesionales cualificados y de referencia será la decisión que hará que todas las pacientes vean cumplidas con creces sus expectativas.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Qué es el Ritmo Circadiano del sueño y en qué afecta al organismo
Siguiente
Cambio de horario de invierno 2019: ¿afecta a nuestra salud?