El 11 de mayo de 1995 es una fecha trágica en el calendario de salud mundial. Ese día se notificó la vuelta del ébola tras unos años sin brotes importantes. Fue en la ciudad de Kikwit en Zaire. El ébola es uno de los virus más mortíferos que ha conocido el ser humano. En este post te contamos qué es el ébola y cómo se contagia.

¿Qué es el ébola?

El ébola es una enfermedad viral (causada por el virus del ébola) cuyos síntomas iniciales incluyen fiebre repentina, debilidad intensa, dolor muscular y dolor de garganta.

El virus apareció por primera vez en 1976 en dos brotes simultáneos en Nzara, Sudán; y en Yambuku, en la República Democrática del Congo. El último fue en un pueblo situado cerca del río Ébola, de la que la enfermedad toma su nombre.

La OMS describe le ébola como una enfermedad grave, a menudo fatal en los seres humanos. La enfermedad se aparece principalmente en África Central tropical y, y puede tener una tasa de mortalidad del 90 por ciento.

¿Cómo se contagia el ébola?

Se sabe que el virus vive en los murciélagos de la fruta, y normalmente afecta a personas que viven en o cerca de los bosques tropicales. Se introduce en la población humana a través del contacto con el sudor, sangre, secreciones, órganos u otros fluidos corporales de animales infectados, tales como murciélagos de la fruta, chimpancés, antílopes forestales y puercoespines que se encuentran enfermos o muertos o en la selva.

Una vez que un humano se infecta, el virus se propaga entre las poblaciones a través de la transmisión de humano a humano, con infección resultante del contacto directo, a través de la piel lesionada o las membranas mucosas, y contacto indirecto con entornos u objetos contaminados con tales fluidos, tales como tiradores de las puertas y teléfonos.

En la actualidad se ha desarrollado una vacuna experimental contra el ébola que, según los ensayos, tiene un 100% de efectividad. La vacuna, llamada rVSV-ZEBOV, se analizó en un ensayo con 11841 personas en Guinea durante 2015. Quienes recibieron la vacuna no registraron ningún caso de ébola.

Si alguien viaja a una zona afectada por el ébola se le recomienda: Lávese las manos con agua y jabón o con un desinfectante para manos a base de alcohol.

  • Evitar el contacto con fluidos corporales.
  • No manipular los objetos que hayan estado en contacto con sangre o fluidos corporales de una persona infectada
  • Evitar el contacto con murciélagos y primates no humanos, ni con la sangre, fluidos y la carne cruda preparada a partir de estos animales.
  • Evitar los hospitales donde los pacientes son tratados de Ébola.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Cuáles son los alimentos prohibidos para los diabéticos: lista
Siguiente
Los beneficios de los ejercicios de Kegel en mujeres