Ayer celebrábamos el Día Mundial del Asma, una buena fecha para conocer más sobre esta enfermedad. Por eso vamos a explicarte qué es el asma bronquial y cuáles son los signos y síntomas del asma bronquial en adultos.

Qué es asma bronquial

El asma bronquial es una enfermedad inflamatoria crónica de las vías respiratorias, que se caracteriza por la hiperreactividad bronquial y la obstrucción pulmonar. La hiperreactividad significa que los bronquios reaccionan de forma exagerada ante ciertos estímulos, contrayéndose (de forma reversible), dificultando así la respiración.

El asma bronquial es otro nombre para la forma común del asma. El término ‘bronquial’ se utiliza en ocasiones para diferenciarlo de lo que los médicos llaman a veces el asma ‘cardiaca’, que en realidad no es asma, si no dificultades respiratorias causadas por insuficiencia cardíaca.

Los ataques de asma bronquial pueden desencadenarse o agravarse por culpa de varios factores, entre los que se incluyen:

  • infecciones del tracto respiratorio;
  • Frio;
  • ejercicio;
  • Alérgenos (sustancias que desencadenan una reacción alérgica), tales como el polen y los ácaros del polvo doméstico;
  • el humo del cigarrillo y otros contaminantes del aire;
  • estrés.

Aunque actualmente no existe una cura para el asma bronquial, se puede controlar con bastante éxito.

Signos y síntomas del asma bronquial en adultos

Ya conocemos que es el asma bronquial, veamos ahora sus síntomas. El principal ya lo habrás adivinado:

  • Dificultades para respirar o falta de aliento. Cuando se produce un ataque de asma, las dificultades para respirar aparecen incluso cuando se habla, se ríe o se camina.

También hay otros síntomas algo menos conocidos:

  • Opresión en el pecho
  • Sibilancias (silbido de pecho, sobre todo cuando se acuesta)
  • Tos, a veces tan acusada que mantiene al paciente despierto por la noche

Para la mayoría de las personas con asma bronquial, el patrón es de ataques periódicos de dificultades respiratorios alternados con períodos de respiración normal. Sin embargo, algunas personas con asma bronquial se alternan entre la falta crónica (a largo plazo) de la respiración y episodios en los que se el paciente tiene más falta de aliento que de costumbre.

El asma se asocia principalmente con la alergia (de hecho no es raro que los pacientes también sean alérgicos a algo), pero también con la herencia genética.

El asma bronquial se puede colocar en la categoría de las enfermedades crónicas. Como tal, una persona que sufre de asma bronquial debe ser siempre bajo supervisión médica constante. Dependiendo de los factores que causan, asma bronquial puede o puede no ser curable de manera completa. Sin embargo, evitar los desencadenantes del asma, las causas externas como las alergias y el tratamiento adecuado pueden dejar que su paciente llevar una vida bastante normal.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
Qué es la vacunación y por qué vacunarse
Siguiente
6 remedios caseros y naturales para la resaca