El invierno es la época del año cuando el organismo es más vulnerable ante ciertas afecciones. La exposición prolongada al frío y los cambios de temperatura en los interiores de las viviendas debilitan las defensas, por eso hay que mantener algunos cuidados de salud en invierno para evitar, o minimizar lo máximo posible determinados problemas de salud.

Cuidados de salud en invierno

Resfriados, gripes, malestar general, etc., son comunes en esta época. Para tratar de escapar de sus garras, lo mejor es seguir algunos consejos sobre el cuidado de la salud en esta época.

Capas de ropa

Antes de exponerte al frío, asegúrate de abrigarte como es debido. Apuesta por prendas térmicas que mantengan tu calor corporal. Además, es mejor optar por varias capas de ropa y no por una sola, aunque sea más gruesa. Esto permite poder acomodarse a las diferentes temperaturas entre zonas o espacios.

Cambios de temperatura

Los cambios bruscos de temperatura entre la calle y los espacios cerrados suponen una causa frecuente de enfermedad. Para evitar esa sensación tan brusca, una vez es imprescindible abrigarse lo necesario y quitar capas de ropa cada vez que se esté a cubierto.

Temperatura dentro de casa

Dentro de casa debería mantenerse una temperatura adecuada, que no resulte demasiado elevada y que pueda contrastar excesivamente con la de la calle. También se recomienda evitar abrir las ventanas durante el día, excepto un rato por la mañana para ventilar las estancias, y revisar los sistemas de aislamiento y calefacción para comprobar que funcionan adecuadamente.

Mantener la higiene

El contagio de virus entre personas se produce en su mayoría en espacios cerrados donde se acortan las distancias. Por eso, es necesario extremar la higiene, lavando siempre las manos antes de las comidas, y limpiando correctamente cualquier utensilio que se pueda compartir.

Practicar deporte

El deporte es necesario siempre, y, aunque en invierno pueda dar más pereza eso de apartar la manta para ir a sudar la camiseta, es muy recomendable para fortalecer las defensas y para mejorar el estado de salud en general. Además, siempre puedes practicar deportes en el gimnasio o incluso dentro de casa, así que el frío no vale como excusa en este caso.

Cuidar la alimentación

Con el frío, es más fácil caer en alimentos calóricos y poco saludables, que no tendrán ningún bien en el organismo. Para reforzar las defensas, no pueden faltar los vegetales, los hidratos de carbono y las proteínas, además de las importantes vitaminas de las frutas para que el organismo esté preparado ante cualquier ataque.

Siguiendo estos consejos de cuidados de salud en invierno, podrás pasar el frío sin ningún problema y sin que tu salud se vea resentida. ¿Qué haces para paliar los efectos del invierno? Cuéntanos tus ideas.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous reading
Propiedades de las semillas comestibles para la salud
Next reading
Cuáles son las enfermedades genéticas más comunes en humanos