El cuidado de la salud pasa necesariamente por seguir una alimentación sana y equilibrada. Cada vez son más los alimentos procesados que aparecen en el mercado, pero, por el contrario, las personas tendemos cada vez más a buscar una alimentación natural. Quizá por eso están ahora de moda las semillas comestibles, uno de los primeros alimentos del hombre debido a sus beneficios y facilidad para el consumo, puesto que la mayoría se pueden tomar crudas. ¿Quieres conocer las propiedades de las semillas comestibles para la salud? Sigue leyendo.

Beneficios de las semillas comestibles

Las semillas son plantas vivas embrionarias, que contienen todos los elementos necesarios para dar la vida a una nueva planta. Estos elementos son en su mayoría vitaminas, minerales, proteínas, aceites esenciales y enzimas, de lo que se puede deducir que poseen una alta calidad nutritiva.

Algo que se debe tener muy claro, es que todas estas propiedades se mantienen mientras la semilla se consume en crudo, cocinada y sometida a altas temperaturas, perderá la mayor parte de propiedades y beneficios para la salud.

Se puede afirmar que las propiedades de las semillas comestibles son muy variadas, porque cada tipo posee su propia concentración de elementos. No obstante, en términos generales, las semillas crudas aportan fibra, proteínas, grasas saludables y minerales. Muchas aportan también Omega 3 y Omega 6, ácidos muy importantes en el control del colesterol y otras posibles afecciones.

Principales semillas comestibles

Entre las semillas más saludables y recomendables, se encuentran algunas tan conocidas como los frutos secos, y otras que todavía se están empezando a descubrir, como la chía o la quinoa. Toma nota de la lista de semillas que deberías incorporar a tu dieta cuanto antes:

  • Como las lentejas, los garbanzos o las judías, porque aportan proteínas, hidratos de carbono y fibra soluble.
  • Frutos secos. Nueces, avellanas, anacardos, almendras… Hay todo un mundo de posibilidades de frutos secos para disfrutar en crudo, que aportan antioxidantes, vitaminas y minerales.
  • Semillas de girasol o calabaza. Poseen un alto contenido en proteínas y grasas beneficiosas para el organismo, aunque se recomienda tomarlas en crudo, sin tostar y sin aporte de azúcar o sal.
  • Otras semillas. Cada una debería tener su propio apartado, pero en general todas son muy buenas para la salud. Chía, lino, quinoa, cáñamo, sésamo o comino, son solo algunas de las que puedes tomar nota.

Como ves, son muchas las propiedades de las semillas comestibles para la salud. Por supuesto, hay otros muchos alimentos que deben formar parte de tu dieta, pero sin duda las semillas son una importante base para mantener siempre el organismo en las mejores condiciones.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous reading
Qué significan las manchas blancas en las uñas
Next reading
Qué cuidados de salud en invierno son recomendables