El virus de inmunodeficiencia humana, más bien conocido por sus siglas VIH o virus del SIDA, es un virus que, como muchos otros ataca las células del cuerpo. Su riesgo radica en que el sistema de defensa de nuestro organismo no se ve capacitado para luchar contra el VIH, ya que este lo ataca directamente. Como en la mayoría de las enfermedades, cuanto antes pueda tratarse más opciones de tratamiento se nos podrán ofrecer por lo que a continuación te explicamos los principales síntomas del VIH en hombres y mujeres.

Las causas más comunes para plantearte si estas sufriendo los síntomas del VIH es que hayas mantenido relaciones sexuales sin protección o que hayas  compartido jeringas, ya que son las formas de contagio más famosas. También debería aumentar la preocupación para aquellas personas que recibieron una trasfusión de sangre entre 1978 a 1985, época en la que las medidas de prevención eran más bien escasas.

 Primeros síntomas del VIH

–          Fatiga: Este cansancio se asocia a muchas enfermedades por lo que es difícil de relacionar con la verdadera causa.  La falta de sueño o el gran esfuerzo físico hacen que la fatiga sea un síntoma del VHI muy común, que puede presentarse incluso sin una justificación. Si incluso después del descanso persiste esta sensación podemos comenzar a preocuparnos.

–          Diarrea: Uno de los síntomas del VIH es padecer diarrea, acompañada de nauseas o vómitos. Por lo general la sensación de necesitar acudir al baño es constante y urgente.

–          Fiebre: Es muy común que el enfermo experimente aumentos de su temperatura corporal porque el sistema inmunológico intentará luchar contra el virus. En muchos casos pueden aparecer acompañados de sudores nocturnos y dolores de garganta o malestar general, por lo que es fácil confundirlo con una gripe.

–          Ulceras bucales o genitales: Antes de que aparezca suele avisar con un hormigueo o sensación de quemazón y es otro de los síntomas más comunes del VIH. Su causa puede ser la fiebre que nos produce el virus aunque también aparecen por cambios hormonales o estrés.

–       Ganglios inflamados: Los ganglios linfáticos recorren nuestro cuerpo y ayudan a nuestro organismo a detectar microorganismos nocivos. Por lo general se suele notar inflamación de los ganglios en el cuello, las axilas o la ingle, pero son síntomas del VIH que también pueden detectarse como respuesta a otras enfermedades como, por ejemplo,  un simple resfriado.

Síntomas del VIH más avanzados

Otros síntomas que pueden alertarnos de que esta enfermedad continua aumentando y extendiéndose son la tos seca, las manchas en la piel o los hongos en las uñas. Además, entre la diarrea y el propio daño que causa el virus puede ser que el cuerpo pierda peso de una forma muy rápida. Por último, otro de los síntomas del VIH es que afecta a nuestras funciones cognitivas por lo que no es de extrañar que se sufra depresión o problemas de memoria.

La prueba del VIH es económica y muy fiable, solamente tendrás que contactar con tu médico para saber dónde puedes hacértela. Esta prueba se puede hacer con un análisis de sangre, fluidos bucales u orina. Si sospechas que sufres los síntomas del VIH antes de esperar realiza la prueba y saldrás de dudas, tu estilo de vida no tiene por qué cambiar, solamente necesitaras extremas la precaución.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Prótesis de cadera y de rodilla: tipos
Siguiente
¿Cómo saber cuándo se ovula?