La exposición incontrolada al sol es una de las principales causas del desarrollo de un cáncer de piel. Por eso ahora que empieza el verano también empiezan las campañas de concienciación para prevenir el melanoma. Conocer los primeros síntomas del cáncer de piel es crucial para un diagnóstico rápido.

¿Cuáles son los primeros síntomas del cáncer de piel?

Antes de empezar, es importante tener en cuenta que existen dos tipos de cáncer de piel: melanoma y no melanoma. El melanoma es la forma más conocida, por ser la más agresiva, pero en realidad es el tipo más raro. Los más comunes son el carcinoma de células escamosas y el carcinoma de células basales.

Primeros síntomas del cáncer de piel: no melanoma

Las formas más comunes de cáncer de piel son por lo general indoloros y crecen lentamente. Aunque puede aparecer cualquier parte del cuerpo, son más propensos a aparecer en la piel expuesta, especialmente en la piel de la cara o el cuello.

Este tipo de canceres suelen aparecer como un bulto o parche de piel descolorida de que no se cura con el tiempo.

Los signos de carcinoma de células basales pueden parecerse a un pequeño bulto rojo o rosa, aunque también puede aparecer como un bulto de color blanco perla o de aspecto ceroso, o también pueden aparecer como una mancha roja o escamosa de la piel. El bulto, ya sea rosado o blanco, crecerá  lentamente y pueden producir costra o sangrar, o convertirse en una úlcera indolora.

Los signos de carcinoma de células escamosas son la aparición de un bulto de color rosa firme. Esta protuberancia puede tener una superficie plana o escamosa con costra, que a menudo sangra con facilidad y se siente más sensible al tacto. También puede convertirse en una úlcera sin dolor.

Primeros síntomas del cáncer de piel: melanoma

Los expertos  dicen que el primer síntoma de un melanoma es a menudo un nuevo lunar, o el cambio en la apariencia de un lunar existente.

Los lunares son por lo general de forma redonda u ovalada, con un borde liso y no más grandes de 6 mm de diámetro. Los síntomas de que es un lunar maligno pueden ser los cambios en el tamaño, la forma o el color, sangrado, dolor o picazón en el lunar.

Para diferenciar un melanoma de un lunar normal hay que fijarse en estos signos:

  • Los melanomas son asimétricos y de forma irregular.
  • Los melanomas tienen un borde con muescas o desigual.
  • Los melanomas tienen una mezcla de dos o más colores.
  • Los melanomas son más grandes que 6 mm de diámetro.
  • Un lunar que cambia de tamaño con el tiempo es más probable que sea un melanoma.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
¿Es bueno o malo tomar mucha agua? La respuesta definitiva
Siguiente
Las diferencias entre tumores y pólipos, explicadas