A todos nos gusta algo dulce después de comer. Pero a pesar de su mala fama, el postre no tiene que significar un trastorno para tu figura. Existen postres saludables que puedes tomar sin remordimientos de conciencia y con mucho gusto. Aquí te traemos unas cuantas ideas de postres saludables para comer o cenar.

Postres saludables para nuestra dieta

Fruta

Cuando pensamos en postres saludables no podemos evitar acordarnos de la fruta, con todas sus variedades y posibilidades. La cantidad de vitaminas, antioxidantes y minerales que nos aportan contribuyen a mejorar nuestra salud. Además, pueden servir tanto como acompañante de otros postres como uno en sí mismas.

Un ejemplo típico es la macedonia, donde podemos incluir nuestras frutas preferidas. Sin embargo, también se pueden realizar batidos, añadirlas en un yogurt, realizar bizcochos o tomarlas como acompañante de un crépe. Las posibilidades son muchas, aunque e debe tener en cuenta que no a todo el mundo le sienta bien la fruta acompañada de otros alimentos.

Dulces con harina integral

Simplemente con el hecho de cambiar la harina refinada por una harina integral podremos disfrutar de muchos beneficios más saludables. Para ser sinceros, las dos engordan de la misma manera, pero con la segunda conseguiremos más proteínas y minerales que ayudarán a nuestro organismo. Galletas, pasteles y muffins elaboradas de forma casera con harina integral pueden ayudarnos a pasar un rato entretenido cocinando para disfrutar de un delicioso pero saludable postre.

Miel

Resulta un ingrediente perfecto para endulzar cualquiera de tus postres aportando beneficios para tu salud. Vitaminas B y C llegarán a  tu organismo gracias a la miel, un producto que también agrada por su sabor y olor.

Son famosas las torrijas a la camela, elaboradas a partir de pan, miel, huevo y azúcar, un postre delicioso al alcance de tu mano. También puedes combinarla con fruta y encontrar postres saludables como plátano frito con miel o naranjas con miel y canela.

Leche

Utilizada a menudo para reemplazar a la nata habitual en postres. Aporta vitamina D, calcio y proteínas a nuestro organismo. Además, son muchas las recetas que suelen incluir este producto en su elaboración como el arroz con leche, la leche frita, el flan o la cuajada.

La salud no debería ser un problema a la hora de hacer nuestras comidas ya que, como has podido comprobar, son muchos los productos que aseguran beneficios para nuestro organismo y con los que se pueden preparar dulces y deliciosos platos. Si conoces más postres saludables no dudes compartirlo con nosotros.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
6 errores de cocinero principiante que puedes evitar fácilmente
Siguiente
Tobilleras ortopédicas-deportivas para prevenir esguinces