Unos malos hábitos alimenticios y una vida cada vez más sedentaria son los dos principales pilares en los que se fomenta la que ya se conoce como la epidemia del Siglo XXI: la obesidad, que afecta a aproximadamente un 19% de la población española.

A pesar de que la obesidad es una enfermedad multifactorial en la que entran en juego distintas variables que condicionan su aparición, el equipo médico de Cirugía Endoluminal, encabezado por los Dres. Jorge C. Espinós y Jesús Turró, especialistas en endoscopia digestiva y expertos en el tratamiento de la obesidad mediante técnicas endoscópicas, ha llevado a cabo un estudio que manifiesta que en muchos casos y con independencia de la edad, sexo y otras variables, las personas con obesidad tienen unos hábitos alimenticios y un estilo de vida parejos.

Perfil del paciente obeso ¿Cómo es?

El estudio se realizó con un total de 80 pacientes cuyo Índice de Masa Corporal medio era de 35,3 kg/m2, lo que se considera obesidad. Entre los pacientes había un 66% de mujeres y un 34% de hombres con una edad media de 35 años con lo que estaban representados los dos géneros y un amplio espectro de edades .

Principales hábitos alimenticios comunes a las personas con exceso de peso:

El primer dato del estudio que llamó la atención de los doctores es que el 46% de las personas reconocieron tener síntomas de ansiedad con respecto a la comida.

Para los Dres. Turró y Espinós, “Es habitual que los pacientes con obesidad y/o sobrepeso tengan síntomas de ansiedad por la comida ya que a menudo los alimentos adquieren un fuerte contenido emocional en la vida del paciente”.

En relación a alimentos más concretos que consumen, los datos muestran que prácticamente el 80% de las personas apenas consume verduras, frutas, hortalizas y legumbres, alimentos básicos en una dieta saludable. Por contra, los alimentos más habituales que dicen consumir estas personas son carbohidratos de absorción rápida -azúcar, refrescos- y platos precocinados.

Así mismo, un 54% de los pacientes afirmaron que apenas beben agua a diario, mientras que si consumen, en exceso, bebidas tipo refresco.

El siguiente paso del estudio fue analizar el equilibrio diario de la dieta. Es decir, el reparto de alimentos desde que te despiertas hasta que te vas a dormir. El resultado obtenido no sigue las pautas indicadas por los expertos en nutrición:

El 36% confesaron que no desayunan mientras que de los que sí lo hacen, el 85% toma un desayuno incompleto. Recordamos que una dieta equilibrada es básico para mantener una línea estable y un buen comportamiento con los alimentos. Ya que si no desayunas lo más probable es que llegues a la hora de la comida con más hambre y te atiborres, con lo que no sigues una dieta compensada.

Y así lo demuestra el estudio: 8 de cada 10 afirmaron picar entre horas y un 78% de ellos lo hace principalmente en la franja horaria de la tarde-noche. Picar entre horas normalmente va relacionado además, con consumir alimentos con una gran cantidad de calorías, algo que repercute de forma muy negativa en el peso del paciente.

Genética y Estilo de vida:

Como hemos dicho anteriormente, la obesidad depende de varios factores y uno de ellos puede ser la herencia genética. En el estudio se observó que el 73% de los pacientes con sobrepeso tenían antecedentes familiares con obesidad. De todas formas, no todo es culpa de los genes, así que también podemos concluir que en la familia ya existían anteriormente unos malos hábitos alimenticios y un estilo de vida similar que acaba derivando a una mayor predisposición a sufrir sobrepeso.

En cuanto a su estilo de vida, el dato más destacable es que el 80% no practica ningún tipo de actividad física con asiduidad. Si se quiere dejar atrás los problemas de sobrepeso u obesidad, además de una buena dieta se ha de incorporar la realización de deporte o ejercicio en la rutina semanal.

Para los Dres. Jorge C. Espinós y  Jesús Turró ” pese a que la obesidad es una enfermedad multifactorial, el paciente obeso muestra unos hábitos característicos que repercuten en una ganancia de peso. En la  consulta hemos tratado con más de 2.000 pacientes con problemas de sobrepeso y obesidad, por ello podemos afirmar, desde la experiencia,  que existe una prevalencia de obesidad determinada por el estilo de vida y los hábitos alimenticio. No obstante, a nivel de tratamiento deben buscarse adaptaciones específicas y concretas para cada caso.

Por último, se ha de destacar que en un 23% de los pacientes con sobrepeso ha habido algún periodo de depresión a lo largo de su vida. Este dato confirma que la obesidad es una enfermedad crónica que no solo repercute en la salud física, si no que afecta a la salud emocional y a la calidad de vida.

1 Comentario

  • Antonio | pérgolas bioclimáticas,

    Se puede combatir el sobrepeso. Quién dijo fácil, ya que hay seguramente problemas de depresión pero el deporte combate todos estos síntomas. Se empieza poco a poco y se coge una rutina, toda la química del cuerpo cambia.

  • Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Anterior
    Cómo saber si estás embarazada
    Siguiente
    Seroquel y sus efectos secundarios