¿Estoy embarazada?  Si te haces está pregunta seguramente quieras una respuesta lo más rápido posible, y es normal. En el Blog de la Salud te enseñamos cómo saber si estás embarazada.

Cómo saber si estás embarazada: pruebas de embarazo

Evidentemente, los test de embarazo siguen siendo la forma más fiable de saber si estás embarazada o no.

Las pruebas de embarazo se basan en la detección y medición de los niveles de una hormona llamada GCH (Gonadotropina Coriónica Humana) en la sangre o en la orina de las embarazadas. La GCH empieza a sintetizarse cuando el ovulo fecundado se fija al útero. La mayoría de los test de embarazo que se venden en las farmacias detectan la CGH en orina. La mujer solo tiene que aplicar una gota de orina en una tira reactiva preparada. Tras aplicarse la gota, la tira reactiva adopta un determinado color si la prueba es positiva, es decir si se detecta GCH y es probable que la mujer esté embarazada.

Más tiempo hay que esperar para conocer los resultados de un análisis de sangre, aunque estos también son más fiables. En la prueba de sangre se saca sangre a la mujer y se busca la presencia de GCH y/o sus niveles. Los resultados están disponibles entre varias horas y algo más de un día después.

La GCH puede detectarse en las mujeres a partir de diez días después de la fecundación, e incluso entonces los niveles pueden ser demasiado pequeños aún para dar positivo en un test de embarazo. Los análisis de sangre son más fiables simplemente porque detectan concentraciones menores de GCH. También en ocasiones puede recurrirse a la ecografía para comprobar si hay o no embarazo.

Cómo saber si estás embarazada: los síntomas del embarazo

Pruebas aparte, el propio cuerpo envía señales muy claras a las mujeres embarazadas. Para empezar está el síntoma más reconocible del embarazo, que no es otro que el retraso en la menstruación. Claro que la perdida de la menstruación puede deberse a otras causas como ciertas enfermedades.

Pero además del retraso en la regla hay otros síntomas indicativos:

  • Náuseas y mareos, especialmente por las mañanas
  • Aumento de la sensibilidad de las mamas y aumento de su tamaño
  • Cansancio, baja tensión y sueño
  • Desarrollo del sentido del olfato
  • Los famosos antojos (apetencia repentina por ciertos alimentos)
  • Leve sangrado vaginal (tan leve que no suele confundirse con la regla)
  • Dolores abdominales
  • Orinar con más frecuencia

La aparición de uno o más de estos síntomas puede ser un buen motivo para realizar un test de embarazo y salir de dudas.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
10 Remedios caseros para la tos
Siguiente
El perfil del paciente obeso: Hábitos alimenticios y estilo de vida