La diabetes es una enfermedad crónica e incurable (por el momento). Sin embargo, la mayoría de los diabéticos pueden tener una calidad de vida tan buena como la de cualquier otro si siguen un tratamiento adecuado. Una de las claves principales de este tratamiento es la dieta. Por eso nos hemos querido preguntar cuál es la mejor dieta para diabéticos.  ¿Qué comer si eres diabético?

Cuál es la mejor dieta para diabéticos

Lo primero que hay que dejar claro es que la alimentación ideal para los diabéticos no difiere demasiado de la que se recomienda a cualquier persona para llevar una dieta equilibrada y saludable.

La pirámide alimenticia del diabético

La de la pirámide es una metáfora recurrente a la hora de hablar de dietas. La base de la pirámide está formada por los alimentos que deberían consumirse más a menudo, mientras que en la cima están los que solo se pueden consumir de vez en cuando.

En el caso de la pirámide alimenticia del diabético los niveles desde la base hasta la cúspide dependen del índice glucémico de los alimentos. El índice glucémico indica la velocidad con la que un alimento aumenta los niveles de glucosa en sangre. Cuanto mayor es el índice glucémico de un alimento, más rápido aumenta el azúcar en sangre y, por tanto, más perjudicial para el diabético. El índice glucémico asciende desde la base de la pirámide hasta su cúspide. La pirámide con la dieta adecuada para los diabéticos queda así:

Almidones (6 a 11 porciones diarias). Son la base de la pirámide. Proporcionan gran cantidad de energía al diabético y no aumentan los niveles de glucosa en sangre. Los almidones se encuentran en cereales, grano, pasta, panes, patatas y galletas. Una porción de almidón, equivale, por ejemplo, a una rebanada de pan.

Verduras (3 a 5 porciones diarias). Que decir de las verduras. Deberían encontrarse en la dietas de todos. Una porción de verdura equivale, por ejemplo, a un tomate.

Frutas (2 a 4 porciones diarias). Jugosas y con diferentes sabores. Otro alimento apto para todos y no solo para diabéticos. Una porción de fruta equivale a una manzana.

Lácteos (2 a 3 porciones diarias). Mejor descremados, porque tienen menos grasas. Una porción de lácteos equivale, por ejemplo, a un vaso de leche.

Proteínas (2 a 3 porciones diarias). Proteínas hay en la carne, tanto de mamíferos como de aves, en los huevos, en el pescado… Una porción de carne equivale, por ejemplo, a unos 100 gramos.

Grasas y aceites (en pequeñas cantidades). Las grasas y aceites contienen muchas calorías. Las grasas vegetales (menos las grasas trans, de origen vegetal) son bastante más saludables que las animales.

Azúcar y dulces (Muy pequeñas cantidades). Los dulces están muy buenos, pero tienen muchas calorías y poco valor nutritivo. Para los diabéticos el azúcar y los dulces solo están permitidos de cuando en cuando y en pequeñas cantidades. Si eres diabético y no quieres olvidar el sabor dulce, opta por consumir fruta (tiene fructosa, un azúcar menos peligroso para el diabético que el azúcar de mesa) y edulcorantes (aunque consúltalo antes con tu médico).

Esta es la mejor dieta para diabéticos según los expertos. Como ves, no solo es buena para ellos, sino en realidad se trata de una buena opción para casi cualquiera.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
¿Cómo eliminar el sarro de los dientes en 5 minutos?
Siguiente
Qué es la fiebre amarilla y cómo se transmite entre personas