Hoy se celebra el Día Mundial del Parkinson, enfermedad que empezó a conocerse como mal de Parkinson a partir de 1817, gracias a su descubridor, James Parkinson. Desde entonces es mucho lo que hemos descubierto sobre esta enfermedad. Eso nos ha permitido conocer cuáles son los síntomas iniciales del mal de Parkinson.

Síntomas iniciales del mal de Parkinson

El mal de Parkinson se produce cuando las neuronas productoras de dopamina (un neurotransmisor) comienzan a morir. Los primeros signos pueden pasar desapercibidos, y el paciente no ser diagnosticado con la enfermedad hasta que esta ha progresado.

Cuando se experimentan los síntomas principales de la enfermedad de Parkinson (temblores y rigidez) ya se ha perdido el 40-50% de las neuronas productoras de dopamina. Sin embargo, hay otras señales tempranas que pueden hacer saltar las alarmas. Son las siguientes.

# Pérdida de olfato

Este es uno de los signos más extraños, menos conocidos y a menudo más tempranos de la enfermedad de Parkinson, pero casi siempre pasa inadvertido. Junto con la pérdida del olfato puede venir pérdida del gusto

# Dificultades para dormir

Existe un trastorno llamado trastorno conductual del sueño REM (RBD). Las personas con RBD pueden gritar, patear, o rechinar los dientes durante el sueño. Hasta el 40% de las personas que tienen RBD eventualmente desarrollan Parkinson.

# Estreñimiento

Uno de los primeros síntomas más comunes de la enfermedad de Parkinson – y que la mayoría pasa por alto, ya que existen muchas posibles causas – es el estreñimiento y los gases.

# Falta de expresión facial

La falta de dopamina puede afectar a los músculos faciales, que se vuelven rígidos y lentos, provocando una falta característica de expresión. Algunas personas se refieren a ella como “cara de piedra” o “cara de póquer”.

# Dolor de cuello persistente

Este síntoma inicial es más habitual en las mujeres. En algunas personas, los problemas en el cuello aparecen menos como un dolor y más como un entumecimiento muscular.

# Bradicinesia

La bradicinesia es la pérdida y/o enlentecimiento de los movimientos espontáneos y rutinarios, como la escritura. Aquí se nota especialmente porque la letra del paciente se vuelve muy difícil de leer.

# Cambios de voz y habla

Como las señales del cerebro y los músculos que controlan el habla se ven afectadas por el Parkinson, la voz del paciente comienza a cambiar y con frecuencia se vuelve mucho más suave y más monótona

Mantente atento a estos síntomas iniciales del mal de Parkinson y acude al médico si experimentas alguno de ellos.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
Trucos y consejos para adelgazar barriga antes del verano
Siguiente
Cuidados paliativos durante el cáncer: ¿en qué consisten?