¿Alguna vez has oído hablar de la mononucleosis infecciosa? Quizás no con ese nombre pero, ¿y si hablamos de la enfermedad del beso? Son lo mismo, aunque el nombre de “la enfermedad del beso” es el más popular. Aunque la mayoría de los que contraen la enfermedad lo hacen entre los 15 y los 25 años, también hay casos en edades anteriores. Vamos a hablar sobre la enfermedad del beso en niños.

Si aún no lo sabéis, la mononucleosis infecciosa es una enfermedad contagiosa causada por el virus de Epstein-Barr (integrante de la familia de virus responsable del herpes labial y de la varicela).

¿Cómo se contagia la enfermedad del beso en niños?

La transmisión de la mononucleosis infecciosa se produce por contacto directo a través de la saliva, es decir, cuando alguien entra en con la saliva de un infectado. La forma en que la mononucleosis infecciosa se contagia es algo diferente entre adolescentes y niños. En adolescentes (los que más sufren esta enfermedad) lo más común es que el virus se transmita cuando una persona infectada bese a una sana, de ahí que se la conozca como enfermedad del beso. En niños en cambio, la transmisión es más por estornudos, toses o uso de objetos comunes (niños que comparten bebidas, cubiertos, cepillos de dientes, juguetes…).

¿Qué síntomas produce la enfermedad del beso en niños?

La mononucleosis infecciosa produce como síntomas principales la inflamación de los nódulos linfáticos (es normal que se inflamen los ganglios linfáticos del cuello, produciendo unos bultos bastante característicos), dolor de garganta, fiebre y cansancio generalizado. Otros síntomas son la hinchazón del bazo y del hígado y la pérdida de apetito.

La enfermedad tiene un periodo de incubación de cuatro a seis semanas durante el cual el infectado no sufre ningún síntoma, por lo que podría estar propagando la enfermedad sin ni siquiera saberlo. Un mito bastante extendido es que es una enfermedad que dura bastantes meses, pero lo cierto es que algunos enfermos se recuperan en una o dos semanas.

Paradójicamente, y en contra de lo que pasa con otras enfermedades infecciosas, cuanto más joven es la persona que se contagia de mononucleosis, más leves son sus síntomas. Así que los niños pequeños que se enferman de mononucleosis suelen tener síntomas leves y mejorar en pocos días, mientras que en adolescentes los síntomas pueden permanecer incluso durante meses.

No hay un tratamiento específico para la enfermedad del beso en niños, que por suerte tampoco es una enfermedad grave. Los médicos suelen recomendar reposo y líquidos para evitar la deshidratación.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Beneficios del tomate para la salud
Siguiente
Síntomas de la tensión arterial alta, cómo saber si eres hipertenso