El hipotiroidismo es una condición caracterizada por la baja producción de hormonas tiroideas por parte de la glándula tiroides. La tiroides es una glándula pequeña, con forma de mariposa situada en la base de la parte frontal del cuello, justo debajo de nuez. De acuerdo a su severidad, se conocen dos tipos de hipotiroidismo: clínico y subclínico. En el clínico (al que le dedicamos este post) los síntomas son patentes mientras que el subclínico aun no presenta síntomas destacables. Hablamos del hipotiroidismo, sus síntomas y consecuencias en adultos.

Hipotiroidismo clínico: síntomas en adultos

El hipotiroidismo clínico se manifiesta habitualmente como una disminución en la actividad física y mental. Los síntomas y signos de esta enfermedad son a menudo sutiles y sensibles. Muchos de los síntomas más comunes son inespecíficos y difícil atribuir a una causa particular.

Los síntomas de hipotiroidismo incluyen:

  • Fatiga
  • Aumento de peso injustificado
  • Intolerancia al frío
  • Dolor en músculos y articulaciones
  • Estreñimiento
  • Piel seca
  • Cabello o uñas quebradizas
  • Disminución de la sudoración
  • Períodos pesados ​​(menorragia)
  • Disminución de la frecuencia cardiaca
  • Debilidad
  • Colesterol alto
  • Hinchazón en cara, pies y manos.

El tratamiento para la mayoría de los casos de hipotiroidismo implica administrar hormonas tiroideas sintéticas de forma exógena para corregir la deficiencia.

Hipotiroidismo clínico: consecuencias en adultos

Si el hipotiroidismo clínico no se trata, las consecuencias pueden ser las siguientes:

  • Disminución del gusto y el olfato
  • Ronquera
  • Lentitud al hablar
  • Engrosamiento de la piel
  • Neuropatía periférica
  • Depresión y deterioro de la memoria
  • Infertilidad
  • Defectos de nacimiento
  • Mixedema: una condición rara y potencialmente mortal que se caracteriza por una intensa intolerancia al frío y un profundo letargo.

En el peor de los casos se puede llegar al coma mixedematoso. El coma mixedematoso es una forma severa de hipotiroidismo que se traduce en una alteración del estado mental, hipotermia, bradicardia, hipercapnia e hiponatremia. La cardiomegalia,  el derrame pericárdico, el shock cardiogénico y la ascitis también pueden estar presentes. El coma mixedematoso se produce con mayor frecuencia en personas con hipotiroidismo sin diagnosticar o sin tratar que están sometidos a una tensión externa, como las bajas temperatura, infección, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular o intervención médica (por ejemplo, cirugía o fármacos hipnóticos).

La mayor parte de las causas de hipotiroidismo no se puede evitar, con la excepción de hipotiroidismo inducido por medicamentos y la deficiencia de yodo, que son en gran medida prevenibles

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Cómo es una operación de apendicitis (apendicectomía)
Siguiente
Síndrome de Hiperactividad en Niños: cómo reconocerlo