Estados Unidos fue el pionero en el sector de los tratamientos de crioterapia y en la fabricación de máquinas de criosauna; aún a día de hoy, continúa siendo un gran recurso para muchas personas gracias a la cantidad de efectos beneficiosos que se han demostrado y otros muchos que se siguen investigando.

La crioterapia, que se realiza en las cabinas de criosauna más desarrolladas del mundo, como los modelos de Cryosense USA, es un procedimiento en auge en numerosos países de Europa tras arrasar en Norteamérica.

Son muchas las ventajas que se asocian a experimentar las temperaturas tan bajas que consigue el nitrógeno líquido en vapor, que puede alcanzar hasta los -196ºC en el entorno controlado de estas máquinas de última generación.

Su perfeccionamiento se ha dado en Estados Unidos, donde sigue siendo uno de los tratamientos líderes, aunque lo cierto es que para conocer su origen exacto, hay que remontarse a muchos siglos atrás en el lejano Oriente, concretamente en Japón, de donde se supone su aparición más remota mediante esta técnica.

En qué consiste el tratamiento en una cabina de criosauna

Aunque es posible someterse a la crioterapia por zonas del cuerpo, lo cierto es que la modalidad que más ventajas ofrece es la de cuerpo entero.

Esta se desarrolla en el interior de las cabinas de criosauna, que aseguran todas las medidas de seguridad necesarias para garantizar en todo momento la integridad de la persona que se adentra en ella.

La duración de este proceso es de entre 2 y 3 minutos, ya que sobrepasar esa barrera podría ser perjudicial para la salud.

Los centros que ofrecen los servicios de estas criosaunas cuentan con un profesional especializado en esta técnica, que acompañará en todo momento al usuario.

Este experto en la materia será también quien se encargue de tomar las condiciones vitales antes del inicio de la sesión y de los datos que aporta la cabina sobre los niveles de oxígeno de quien se somete a ella.

Beneficios de la crioterapia en una cabina de criosauna

Las ventajas de someterse a una sesión de crioterapia son numerosos y se potencian aún más con tratamientos frecuentes.

Los beneficios de la crioterapia de cuerpo entero se pueden notar en distintos niveles, con efectos positivos comprobados tras numerosos estudios, como los que destacamos a continuación.

Salud

El alivio del dolor, la mejora del sistema musculoesquelético, la regulación del sistema nervioso central, la reducción de la inflamación o los efectos sobre las articulaciones son algunas de las ventajas demostradas a nivel de salud en los usuarios que se someten a la crioterapia.

Deporte

Algunos de los efectos más destacados a nivel físico son el aumento del rendimiento, con una mayor velocidad punta y resistencia al cansancio, una recuperación más efectiva tras un esfuerzo físico o la prevención y recuperación de lesiones.

Estética

También destaca la quema de calorías que se consigue con esta técnica, la reducción de celulitis, la mejora y rejuvenecimiento de la piel, el tratamiento de trastornos de la piel o la eliminación de toxinas.

Todos estos beneficios conducen a un estado de bienestar general, que redunda también en la reducción del estrés y un equilibrio mental gracias a la liberación de endorfinas que se consigue con la exposición del cuerpo a temperaturas extremas en el entorno controlado de las cabinas de criosauna más avanzadas del mercado.

Puedes disfrutar de una práctica cada vez más extendida en Europa de la que gozan habitualmente deportistas de élite y otras personalidades del mundo del espectáculo para disfrutar de sus numerosos beneficios.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Qué beneficios tiene la zanahoria y por qué debes comerla a diario
Siguiente
Qué es el Jet Lag: duración, efectos y consejos para sobrellevarlo