La enfermedad de Perthes es una condición que afecta la cadera en niños entre las edades de cuatro y ocho. La condición también se conoce como enfermedad de Legg-Calvé-Perthes en honor de los tres médicos que describen cada una por separado la enfermedad.

En esta condición, el suministro de sangre al centro de crecimiento de la cadera (la epífisis capital femoral) se altera, provocando que el hueso de esa zona muera. El suministro de sangre finalmente regresa, y el hueso se rconstruye, pero si lo hace de forma errónea puede ocasionar dificultades. Veamos los síntomas y tratamiento de la enfermedad de Perthes en niños.

Enfermedad del Perthes en niños: síntomas

El principal problema de la enfermedad de Perthes es que cambia la estructura de la articulación de la cadera. Los problemas más adelante en la vida son más probables cuanto mayor sea la deformidad.

La mayoría de los niños con enfermedad de Perthes desarrollan molestias en la cadera y cojera. Los niños no suelen quejarse de dolor a menos que se les pregunte. La forma más común que la enfermedad se descubre es cuando alguien, por lo general uno de los padres, se da cuenta de la cojera y consulta a un médico.

Cuando el médico examina la cadera, el movimiento de esta es anormal y restringido. Al girar la pierna hacia adentro produce dolor. Esto por lo general indica que la cadera está inflamada y puede tener un derrame.

Curiosamente, los problemas en la cadera a veces no causan dolor en la propia cadera si no en la rodilla.

Enfermedad del Perthes en niños: tratamiento

El objetivo principal del tratamiento para la enfermedad del Perthes en niños es ayudar a que la cabeza femoral se recupere y crezca de forma normal.

La cabeza femoral puede ser moldeada a medida que sana. La cavidad de la cadera, o acetábulo, no se ve afectada cuando la cabeza femoral pierde su suministro de sangre. Se puede utilizar como un molde para dar forma a la cabeza femoral a medida que sana. El truco es que la cabeza femoral debe mantenerse en la toma conjunta (acetábulo) tanto como sea posible.

Todas las opciones de tratamiento para la enfermedad de Perthes tratan de mantener la posición de la cadera en el acetábulo tanto como sea posible. Este proceso de curación puede tardar varios años. En algunos casos, se requiere cirugía para obtener la contención adecuada.

 

1 Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
7 hechos esenciales sobre la Leucemia
Siguiente
Enfermedad de Perthes en adultos: síntomas y tratamiento