La enfermedad celiaca es un proceso autoinmune en el cual el organismo reacciona de forma anormal contra una proteína llamada gluten. El gluten está presente en la harina de los cereales de secano: trigo, cebada, centeno, avena… por lo que los celiacos deben seguir una dieta especial. Los síntomas de la enfermedad celiaca cambian según la edad. Aquí repasaremos los síntomas de la enfermedad celiaca en adultos, así como su diagnóstico

Síntomas de la enfermedad celiaca en adultos

Hay alrededor de 300 síntomas conocidos de la celiaquía que pueden ocurrir en el sistema digestivo u otras partes del cuerpo. Los síntomas digestivos son más comunes en bebés y niños; sin embargo, en su forma más leve puede no haber ningún síntoma en absoluto. Incluso aunque no haya síntomas, el enfermo puede que no esté absorbiendo adecuadamente los nutrientes.

Los síntomas más comunes de enfermedad celiaca en adultos incluyen:

  • Deficiencia de hierro, que puede provocar anemia
  • Dolor en los huesos o  las articulaciones
  • Artritis
  • Fatiga
  • Depresión o la ansiedad
  • Pérdida ósea u osteoporosis
  • Hormigueo o entumecimiento en manos y pies
  • Convulsiones o migrañas
  • Períodos menstruales irregulares
  • Infertilidad o aborto involuntario recurrente
  • Dermatitis herpetiforme (una erupción cutánea con picazón)
  • Llagas en la boca

Los adultos a menudo tienen menos síntomas gastrointestinales de la enfermedad celíaca, como diarreas o estreñimiento o pérdida de peso. La diarrea, por ejemplo, afecta sólo un tercio de los adultos con la enfermedad. El signo más común de la enfermedad celíaca en adultos es la anemia por deficiencia de hierro.

Diagnóstico de la enfermedad celiaca en adultos

La enfermedad celíaca puede ser difícil de diagnosticar debido a que los signos y síntomas son similares a los de otros trastornos. No obstante, existen test que pueden diagnosticarlo con mucha fidelidad. El diagnostico incluye:

Exámenes de sangre: un análisis de sangre puede determinar el nivel en sangre de anticuerpos (proteínas) que se encuentran por encima de los niveles normales en las personas con enfermedad celíaca.

Biopsia de intestino delgado: Si la prueba de sangre es positiva, el diagnóstico debe ser confirmado por el examen de una pequeña muestra de la mucosa intestinal. En las personas con enfermedad celíaca, el revestimiento del intestino delgado tiene un aspecto característico cuando se observa al microscopio.

Las causas de la celiaquía no están claras, ero existe una combinación de factores genéticos y ambientales. Si experimentas uno o varios de los síntomas de la enfermedad celiaca, acude al médico para salir de dudas.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Todo sobre el embarazo en 10 preguntas
Siguiente
10 alimentos que previenen el cáncer que debes conocer