Adelgazar es un propósito que está en la agenda de todo el mundo en algún momento de su vida. Para conseguirlo a veces recurrimos a métodos tan poco fiables y peligrosos como las dietas milagro.

Las dietas milagro suelen traer más problemas de los que nos esperamos. Es cierto que algunas de ellas pueden hacernos adelgazar algunos kilos durante un tiempo, sin embargo lo hacen a costa de otros perjuicios para nuestro cuerpo. Estos son algunos consejos para poder identificar las dietas milagro y evitarlas.

Las dietas milagro y sus perjuicios

  • El efecto rebote es la principal consecuencia de las dietas milagro. Este hecho se basa en la rápida pérdida de peso, para a continuación recuperar esos kilos multiplicados. El déficit de nutrientes suele ser la causa del adelgazamiento, al volver a consumir este tipo de sustancia el cuerpo los absorbe de manera rápida y recupera su aspecto anterior.
  • Las dietas que se basan en un solo alimento son muy perjudiciales, sin peros. La piña, la alcachofa, la papaya… son monótonas y además muy desequilibradas. Si se siguen durante mucho tiempo provocan trastornos digestivos.
  • Si tiene un bajo valor calórico provocará un déficit nutricional. Las kilocalorías diarias deben estar entre 400 y 1.200, si una dieta no especifica las calorías que aporta, o aporta menos de 400 diarias no será na dieta recomendable.
  • Los hidratos de carbono son fundamentales para el cuerpo humano. Muchas dietas los eliminan o reducen su consumo demasiado. Arroz, trigo o maíz son alimentos básicos que pueden reducirse, pero nunca eliminarse.
  • La citogénesis es uno de los principales riesgos de las dietas milagro. La oxidación de grasas y aminoácidos provocan una rápida pérdida de peso, pero sus efectos secundarios son dramáticos: descalcificación, daños renales, fatiga, nauseas, insomnio, estreñimiento y aumento de colesterol son solo algunas de las más comunes.
  • Otro de los criterios es el aporte de proteínas de la dieta. Lácteos, carnes o pescados son necesarios. Estas dietas suelen ser muy desequilibradas, el aporte excesivo de fibra disminuye la absorción de nutrientes, esto provoca mareos, diarrea o cólicos abdominales. Las dietas pobres en proteína hacen descender la presión arterial y provocan casos de arritmias cardíacas.
  • Las dietas disociadas evitan la mezcla de diferentes tipos de comida. No existen alimentos puros en nutrientes, todos combinan elementos diferentes. Este tipo de dieta no implica en realidad ningún riesgo serio para la salud, sin embargo suelen tener un alto grado de abandono debido a que son aburridas, no es viable estar varios meses comiendo un solo producto.

Estos son algunos datos acerca de dietas milagro, si tienes alguna duda puedes escribirnos un comentario en nuestro blog.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Todo lo que necesitas saber sobre el parto inducido
Siguiente
Cómo aumenta la maca andina la fertilidad y la energía