El 29 de octubre es el Día Mundial del Ictus. El objetivo, como el de todos los días mundiales, es alentar la concienciación sobre esta enfermedad. Posiblemente sabréis lo que es el ictus cerebral, también llamado infarto cerebral. Pero, por si acaso, os lo recordamos. El ictus cerebral es un accidente cerebrovascular y sucede cuando el cerebro sufre falta de riego sanguíneo. El término “accidente” viene al caso, pues en la mayoría de las ocasiones la falta de riego cerebral se produce por un bloqueo abrupto en las arterias cerebrales.

No vamos a meternos en las causas del ictus cerebral, aunque si diremos que están muy relacionados con una vida sedentaria y poco saludable (colesterol alto, diabetes, tabaquismo, alcohol…), y que, por tanto, la mejor prevención es una dieta saludable, ejercicio y ninguna adicción. Lo que si vamos a hacer es compartir algunos datos sobre el ictus cerebral:

  • Es la tercera causa de muerte en Occidente, la segunda en España
  • Su incidencia aumenta con la edad y afecta más a mujeres que a hombres a partir de los 75 años
  • En mujeres es la primera causa de muerte

Identificando los síntomas de un ictus cerebral

Los datos lo dejan claro, el ictus cerebral es un problema sanitario de primer orden. Del tiempo que se tarde en reaccionar depende que el afectado muera, sufra daños cerebrales permanentes como hemiplejia (paralización de una mitad del cuerpo) o que el episodio se salde sin secuelas. Por eso es muy importante conocer cuáles son los síntomas del ictus cerebral. No siempre son los mismos, pero los síntomas que más se repiten si sufres un ictus cerebral son los siguientes (todos estos síntomas aparecen de forma repentina):

[check_list]

  • Empiezas a hablar raro. No puedes expresarte  ni articular bien las palabras y la gente a tu alrededor no entiende lo que dices.
  • Pierdes la visión, total o parcial, en uno o en ambos ojos
  • Pierdes la fuerza en un lado del cuerpo (eso incluye el brazo la pierna y ese lado de la cara).
  • Se te duerme un lado del cuerpo. Sientes hormigueos en ese lado y una sensación como de acorchamiento.
  • Sientes vértigo, pierdes el equilibrio e incluso caes al suelo.
  • Te duele la cabeza, pero sin que haya motivo aparente y además con una gran intensidad (no como una jaqueca normal).

[/check_list]

No son síntomas que pasen precisamente desapercibidos, y además suele aparecer más de uno. Si sufres cualquiera de ellos, no lo dudes, apunta la hora (es una información de gran utilidad para los servicios de emergencia) y llama al 112. No importa si son solo transitorios, podrían ser la señal de alarma de un ictus cerebral.

1 Comentario

  • Sintrom | Efectos secundarios y contraindicaciones,

    […] a personas en riesgo de sufrir una trombosis. Es una de las principales medidas de prevención del ictus, del que hablábamos en nuestro anterior […]

  • Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Anterior
    ¿Son importantes los lácteos para los más pequeños de la casa?
    Siguiente
    Mucho ojo con la compra y venta de medicamentos por internet