Internet es el sitio dónde alguien puede encontrar casi cualquier cosa que imagines. Y es que la red de redes lo ha cambiado todo, desde la comunicación hasta la forma en que gestionamos nuestra salud.

Los recursos que nos proporcionan las nuevas tecnologías permiten cosas como que alguien pueda pedir una cita médica a través de internet, o que un paciente crónico pueda tener una consulta con su médico mediante videoconferencia. Estos son solo un par de ejemplos de cómo el uso de internet puede ayudar a nuestra salud, sin embargo también hay peligros evidentes. Uno de los mayores es la compra y venta online de medicamentos

Peligros de la compra y venta de medicamentos a través de internet

De un tiempo a esta parte no son pocas las personas que utilizan internet como una especie de botica personal. No dudan en recurrir a la web en busca de medicamentos baratos o que no pueden obtener legalmente, sin saber en muchos casos los peligros a los que se exponen.

Los medicamentos no son como otros productos que podemos adquirir a través de internet, como ropa o componentes electrónicos, sino que están sujetos a una férrea normativa que no siempre se cumple en aquellas páginas que se dedican a la venta online de fármacos.

Hoy día son aún muy pocas las farmacias que ofrecen servicios de venta online. La mayoría de las páginas que se anuncian en internet como vendedoras de medicamento son de origen más que dudoso y solo hay que mirarlas con algo de ojo crítico para darse cuenta. Las autoridades sanitarias, al igual que las organizaciones de consumidores, alertan de que en muchas ocasiones los medicamentos que pueden encontrarse en estas páginas son en realidad falsificaciones o medicamentos adulterados y no cumplen los estándares de calidad que se exigen a los que podemos encontrar en una farmacia cualquiera.

La legislación española prohíbe terminantemente la venta online de medicamentos que necesitan receta. Sin embargo es difícil poner límites en internet, por lo que muchas veces lo único que puede hacerse es apelar al sentido común del internauta.

El ejemplo del Seroquel

Para ver el descontrol que existe sobre la venta de medicamentos a través de internet basta con poner un ejemplo. El seroquel es un medicamento antipsicótico que se emplea en el tratamiento de enfermedades como la esquizofrenia, la depresión bipolar o la manía. A pesar de que, dadas sus características, solo debe usarse bajo prescripción médica, en internet pueden encontrarse multitud de páginas que venden seroquel sin receta y, por supuesto, sin ningún tipo de garantía.

Según los estudios de la OCU al comprar un fármaco por internet a alguna de las páginas de venta ilegal de medicamentos nos exponemos no solo a ser estafados, sino también a que lo que compramos tenga efectos perjudiciales sobre nuestra salud.

6 Comentarios

  • Ana Teresa,

    Muy buena información.

    • admin,

      Nos alegra que te guste, Ana Teresa.

  • Helpmycar,

    Buena información. A veces creemos que se puede comprar todo por internet, y no es así.

    Saludos

  • Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Anterior
    ¿Cuáles son los síntomas del ictus cerebral?
    Siguiente
    Nuevos avances contra los cánceres de mama, ovario y cérvix